UN ENSAYO DEL PAN DE LECHE INGLÉS DE DAN LEPARD

Αυτό που δεν με σκοτώνει με κάνει πιο δυνατό
"Beni öldürmeyen Beni güçlendiriyor"
"Lo que no me mata Me hace más fuerte"

Tot allò que no em mata Em fa més fort

Dilluns 3 d'Octubre del 2011

Lunes 3 de Octubre del 201

Δευτέρα 3
Οκτωβρίου 2011
Pazartesi 3 Ekim 2011

Segunda-feira 3 de Outubro de 2011


___IMATGE DEL DIA___
"Al solet a Peníscola" (Foto:Enric)
. . .
__"El pan de leche inglés
de Dan Lepard"__

En mis indagaciones en pro de un mejor pan en casa retomo el excelente libro de Dan Lepard para hacer un intento (con mínimas modificaciones) de este pan de molde ingles de leche sencillo que, a diferencia de los que se encuentran en los supermercados, no contiene ningún producto químico (colorantes, aromatizantes, conservantes...) y es de absoluta confianza para ser consumido pocas horas después de salir del horno o, incluso, ser congelado (admite perfectamente la congelación respetando una calidad excelente en su textura y sabores) y reservarlo en la recámara para ese día en que a uno, ya sea al salir de excursión o frente al televisor ante un importante match futbolero, le va a apetecer un buen sandwich de urgencia (como relata el mismo Lepard “su miga fuerte y ligeramente densa consigue un sandwich de mermelada que aguanta los rigores de la cartera de un estudiante, o uno de queso que sobrevive en la mochila de un corredor de fondo”).

Hay que decir que los ingredientes de este pan hermoso y de aspecto casi repostero son pocos y realmente fáciles de encontrar y el proceso de preparación bien asequible para todo el mundo. Solamente hacen falta las ganas, el interés y la curiosidad de experimentar qué es eso de sentarse a la mesa y untar un pedazo de pan bien conocido (casi hermano), uno más en la familia...

___INGREDIENTES___
(Para un pan de unos 800 gr.)
250 gr. de harina floja de repostería (aquí hemos hecho dos panes y en uno hemos probado también con harina integral de cultivo biológico)
250 gr. de harina de fuerza
10 gr. de sal (una cucharadita)
25 gr. de Mantequilla
350 ml. De Leche entera (que esté a uno 20ºC)
20 gr de Sirope de caramelo o arce
1 y 1/2 cucharaditas de levadura fresca desmenuzada (la de panadero)
10 gr. de Miel
___PREPARACIÓN___
1/ En un recipiente hondo mezclaremos la leche, la levadura y el sirope. Añadiremos las harinas y mezclaremos con las manos hasta que la masa se homogeneice. Debe quedar una masa espesa y pegajosa.
2/ Fundiremos sin calentar la mantequilla y la esparciremos por encima de la superficie de la masa. Estrujaremos esta con las manos para incorporarla bien.
3/ Formaremos una bola que dejaremos reposar tapada con un paño seco en un recipiente algo aceitado (para que no se nos pegue) durante 10 minutos.
4/ Untaremos el obrador con un poco de aceite y volcaremos allí la masa que amasaremos durante diez segundos terminando el amasado en una bola que dejaremos reposar tapada, nuevamente, durante 10 minutos.
5/ Repetiremos dos veces más esta operación y terminaremos con una bola que dejaremos asentarse durante 30 minutos. 6/ Después de 40 minutos nuestra masa esta esponjosa, suave, tersa y da gusto toquetearla... Ahora la dividiremos en 2 porciones (si tenemos un molde de 12x19 cm) o en 3 porciones (si el molde es algo más largo).
7/ Engrasaremos con algo de aceite o mantequilla el molde y después enharinaremos levemente su superficie interior. Aposentaremos con cuidado (para no desgasificarlas demasiado) las bolas, una junto a la otra, en el interior del molde.
8/ Dejaremos fermentar la masa tapada con un trapo seco hasta que esta prácticamente haya doblado su volumen.
9/ Una vez la masa esté a punto la pincelaremos con un poco de leche o nata líquida y la introduciremos en el horno que debe estar precalentado a 210ºC (si lo deseas puedes esparcir las semillas que más te apetezcan (sésamo, amapola,pipas de calabaza...). Así debe estar durante los primeros 15 minutos de cocción.
10/ Transcurridos los primeros 15 minutos bajaremos a 180ºC la temperatura del horno para que el pan se cueza durante 25-30 minutos más.
Sabremos también que el pan está terminado porque adquiere un color tostado (más tostado si la harina que usemos es integral) y brillante, realmente apetecible.
Solamente nos queda extraerlo del horno, desmoldarlo y dejarlo enfriar sobre una rejilla en un lugar sin corrientes de aire.
Podemos consumirlo o rebanarlo, introducirlo en bolsas de plástico y llevarlo a congelación hasta que nos apetezca hacernos un buen sandwich.
. . .
Y, vaya, simplemete porque me pierde,
una de Nick Kave:
"INTO MY ARMS"


__A MIS BRAZOS__
Yo no creo en un Dios intervencionista
aunque sé, cariño, que tu lo haces

Pero si lo hiciera, me arrodillaría y Le pediría

Que no interviniera en lo concerniente a ti,

Que no tocara un pelo de la cabeza,

Que te dejara tal como eres

Y si sintiera que tiene que dirigirte,

entonces que te dirigiera a mis brazos

A mis brazos, oh Señor


A mis brazos,

Oh Señor A mis brazos,
oh Señor A mis brazos,

Y yo no creo en la existencia de los ángeles

Aunque mirándote me pregunto si eso es verdad

Pero si lo hiciera los convocaría a todos

Y les pediría que velaran por ti,

Que cada uno encendiera una vela para ti

Para hacer brillante y claro tu camino

Y para caminar, como Cristo, en gracia y amor

Y te guiaran a mis brazos

A mis brazos,


Oh Señor
A mis brazos,
oh Señor A mis brazos.

Pero yo creo en el amor
Y sé que tu lo haces también

Y creo en alguna clase de camino

Que podamos recorrer tu y yo

Así que mantened vuestras velas encendidas

Y haced su jornada brillante y pura

Que ella siga volviendo

Siempre y para siempre

A mis brazos,


Oh Señor
A mis brazos,
oh Señor A mis brazos,
oh Señor A mis brazos". . .