BROWNIES CA'BOSPHORUS TAVERN

"Αυτό που δεν με σκοτώνει με κάνει πιο δυνατό"
"Beni öldürmeyen Beni güçlendiriyor"

"Lo que no me mata Me hace más fuerte"

Tot allò que no em mata Em fa més fort


Dimarts 17 de Maig del 2011

Martes 17 de Mayo del 2011
Τρίτη 17 Μαΐου 2011

17 Mayıs 2011 Salı

Terça-feira 17 de Maio de 2011

___IMATGE DEL DIA___

"Young-Tom-Colors" (Il.lustraciö: Enric)
...
__Noches de Lluvia en la Bosphorus Tavern__
Las tardes primaverales son agradables en la Bosphorus Tavern. El sol es engullido lentamente por la gran masa de mar azul cobalto dejando allí una mancha anaranjada que va menguando hasta desaparecer por completo trayendo consigo la noche.

Desde las amplias cristaleras se ven caer las lluvias de abril sobre el acantilado. El camino que lleva a la aldea se embarra quedando impracticable y entonces solemos iluminar los seis rojos faroles que, a modo de faro, dan pistas al caminante extraviado y a cualquier barca alejada de las costas habitadas. En invierno llegan también seres peculiares atraídos por las luces que, como sexteto de fuegos fatuos, se reflejan en los abundantes charcos y zonas empantanadas.

Corre, hay que decirlo, el ron de los piratas y el brandy de los marqueses estafadores; corren también infusiones de karkadé , sahlep y los extremadamente edulcorados tés con hierbabuena (shay dial-na'na'); también bebidas y filtros de marihuna y hashish que nos dejaros en herencia marinos que huían de alguna tempestad en alta mar y que llegaban de Coruña, Argel, Benghazi o Alejandría... pero dejamos el elma çayı para los incautos con cara de turista que, indefectiblemente, sí se perdieron por estos parajes...

Sin duda alguna una de las bebidas estrella, para esas noches de sonidos brutales del viento (que solemos suplantar con la potencia de los bafles a máximo volumen y la música y cantos de viejos chamanes inuit) es y será el chocolate caliente, incandescente, diría yo... después, cada cual es cada uno y sobre preferencias, en la Bosphorus Tavern, no ha de haber disputas; unos le echarán el brebaje más insólito desde esa petaca que cruzó océanos (charandas, cachaças, araks e uzos).

Al llegar las horas de luna llena aparecen las fotos de mujeres veladas, de damas desnudas y hembras tocadas con flores y rostros tatuados, de aldeas remotas entre dunas incandescentes... y sucumben a las lágrimas los rudos marinos y el viejo caminante. Son horas de ney y buzuki, de bailes internos y derrotas pasadas que suben a flote en lontananza. Y entre llantos las voces amigas, los humos de narguilas azules y estrelladas, las piezas de tavla que mueve el espíritu de algún antepasado y una literatura que espera, como pasó la noche, la vianda y sustento, plat du jour para aquel que un día regresará, desde los caminos de tierra o de agua, a la Bosphorus Tavern.

_LA FEMME CHOCOLAT_
Olivia Ruiz fue nuestro referente gastronómico-musical ya en el post dedicado a los quehaceres de las delicias bretonas (en ese caso con un toque helénico) y nuestra “Galette blé noir au chocolat avec des noix et arome de Metaxa”. Hoy, "La chica de chocolate" nos anima a talar inhibiciones y manías a golpe de fantasías y dulce chocolate:

"Tálame las caderas con un hacha

he comido demasiado chocolate
cómeme la piel, por favor

cómeme los huesos, si es necesario.

Es el momento de las grandes metamorfosis.


Alrededor de mis pequeños senos

se insinúan, puntiagudas y regordetas,

dos avellanas,crac! las comes.

Es el momento de las grandes metamorfosis.


Alrededor de mis labios entreabiertos

crece un frambueso rojo plateado

Podrías besarme para cortármelo...


Amásame a besos las caderas,

me convierto en la mujer chocolate,

deja fundirse mis caderas de Nutella,

la sangre que corre en mí,

es de chocolate caliente.


Un día voy a volar

a través del cielo de tanto inflarme

y bostezaré relámpagos.

Un cometa situado entre mis dientes
pero en tierra, hasta el monmento
en que
me transformaré en la mujer chocolate.


Tálame las caderas con un hacha

he comido demasiado chocolate"...

Son estos de hoy Brownies de fácil factura y nada elevado coste. Los ingredientes no son extraños ni complicados de localizar y, el resultado, créanme, es una bendición para aquellos paladares avezados en el sutil arte de saborear chocolates y cacaos euforizantes sin olvidar que estos son antidepresivos, estimulantes y energéticos.

Veo, ahora, ese cuenco de arcilla. Contiene un líquido oscuro, casi negro y amargo. El hombre emplumado bebe y respira profundamente. Bebe y da pie a la transmisión de ese caldo: “Cacao para todos o cacao para nadie!”.

___BROWNIES CA'BOSPHORUS TAVERN___
__Ingredientes__
.3 Huevos
.75 gr. de Harina de trigo 00
.Una pizca de sal
.180 gr. de Azúcar
.Un poco de esencia de vainilla (al gusto)
.185 gr. de Mantequilla
.150 gr. de Chocolate negro
.50 gr. de Cacao en polvo
. Nueces (al gusto)
.Un chupito de licor de naranja Cointreau (opcional)

__Preparación__
1/ Precisaremos de dos bowls o recipientes hondos. EN el primero mezlaremos la harina y el cacao en polvo.

2/ En el segundo batiremos enérgicamente los tres huevos y añadiremos el azúcar junto a la esencia de vainilla. Mezclaremos bien todos los ingredientes.
3/La mantequilla ha de ser fundida a fuego muy lento o en microhondas al nivel mínimo. Una vez líquida la incorporaremos a la mezcla de huevos y azúcar aromatizados.
4/Ahora debemos asegurarnos de que no quedan grumos ni "tropezones" en nuestra mezcla de huevo y azúcar. Batiremos sin contemplaciones...5/Llegados a este punto juntaremos ambas mezclas, la del cacao y la harina a la del huevo y el azúcar...6/Volveremos a cercionarnos de que la homogeneidad es absoluta.
7/Es el momento de añadir las nueces (partidas en pedazos no excesivamente grandes) y las porciones de chocolate (que también deberían ser menudas pero que a nnosotros nos gustan de tamaño extra). Si lo deseamos es también el momento de tirarle al "todo" una parte de licor de naranja (por ejemplo Cointreau). 8/ Una vez hemos conseguido esta "amalgama" marrón y olorosa la vertiremos en un molde cuadrado o rectangular que previamente habremos pintado con mantequilla derretida y esporvoreado con harina (siempre procurando que la capa sea muy fina y que no queden partes de la superficie con exceso de harina).
9/Introduciremos el molde en un horno precalentado a 180ºC donde nuestros Brownies se cocinarán en un tiempo aproximado de 30 minutos.
10/ Al extrael el pastel del horno lo dejaremos reposar y enfriar. UNa vez templado cortaremos porciones cuadradas o romboidales del tamaño que nos apetezca. Si el cacao nos pierde podemos también espolvorearlos por encima una vez frios.

11/ Se pueden servir templados (apenas tibios) o bien fríos de nevera y son un excelente bocado para soñar junto a un buen té rojo y amargo. Los niños serán juez y parte de vustros Brownies y, podéis estar seguros, serán ellos quienes os induzcal al dulce pecado de regresar a la cocina para preparar otra y otra, y otra hornada más...

En definitiva, que afiyet olsun (que te aproveche) a vos y a Bob (que parece verdaderamente entusiasmado con la receta de hoy!!!!).
...