"Peynirli Simit de la casa"

"Αυτό που δεν με σκοτώνει με κάνει πιο δυνατό"
"Beni öldürmeyen Beni güçlendiriyor"

"Lo que no me mata Me hace más fuerte"

Tot allò que no em mata Em fa més fort


Dimecres 23 de Febrer del 2011

Miércoles 23 de de Febrero del 2011

Τετάρτη 23 Φεβρουαρίου 2011

23 Şubat 2011Çarşamba

Quarta-feira 23 de Fevereiro de 2011


__IMATGE DEL DIA__

“ Fashion القاهرة " (Il.lustració: Enric)

....
__Peynirli Simit de la casa__
Simit es ese rollo de masa panificada que uno pilla por un precio más que razonable a los vendedores ambulantes que pululan por İstanbul o en las tiendas especilalizadas en pastas de ese tipo que abundan y atraen con su apetitoso aroma... (Foto: Enric)
Simit
es, también, un excelente bocado que puede estar relleno de varios productos entre los que destaca el sempiterno queso feta pero, no hay que quedarse, necesariamente, sólo con esto. Yo suelo preparar Simit casero relleno de distintos quesos (también azules como gorgonzolas o roqueforts) pero hay otras opciones. Se pueden rellenar con anchoas, con atún, con queso fresco o, si no eres musulmán, con productos derivados del cerdo como sobrasadas, picadillos de salchichón o salami o patés. Si deseamos preparar Simit dulces yo propongo una masa de almendras, pistachos, avellanas o nueces molidas y azúcar o porciones de chocolate fondant. Como veis las posibilidades son casi infinitas y solamente limitadas a nuestra capacidad de invención así que, camaradas, ánimo y a por ellos !
(Foto tomada de una foto en las paredes de Yerebatan Sarnıcı, İstanbul)
...
___INGREDIENTES___

1/2 Kg. De Harina de trigo
2 Huevos + 1 Huevo para pintar antes de hornear
11 gr. de Levadura seca
Queso (del tipo Emmental o Parmesano)
25 gr. de Mantequilla + una pizca para engrasar la placa de horno
Aceite de oliva (en este caso perfumado al romero)
Una tacita de café de leche entera
Semillas de Sésamo crudo___PREPARACIÓN___
1/ Engrasaremos la placa de horno con mantequilla derretida.

2/ En un recipiente hondo depositamos la harina (previamente tamizada), la levadura seca, los dos huevos bien batidos,la mantequilla derretida (pero no caliente) y la leche que incorporaremos poco a poco para hacer la masa.

3/ Amasaremos concienzudamente hasta conseguir una masa homogénea y tersa que dejaremos descansar sobre ½ hora en el mismo recipiente y tapada con un trapo seco para que se estabilice.
4/ Cortaremos pequeñas porciones (del tamaño de un huevo pequeño) y haremos pequeños cilindros que estiraremos con el rodillo. Debemos conseguir una masa lisa de 2 mm.de grosor (aprox.) y con forma de cinturón.
5/ Tomaremos pequeñas porciones de queso que estiraremos usando las palmas de las manos hasta conseguir “fideitos” que colocaremos en el centro de las masas.
6/ Con paciencia vamos a ir cerrando, como si fuera una empanada, la masa sobre si mismo para dejar en su interior el queso que será nuestro relleno.
7/ Debemos conseguir pequeñas “serpientes” que sean lo más cilíndricas que nos sea posible confeccionar.
8/ Con cada dos de estas tiras rellenas de queso prepararemos una trenza teniendo cuidado para que no se rompan (pues se nos escaparía el queso al hornear). Trenzaremos primero de forma holgada y después iremos ajustando la trenza hasta que nos quede bien compacta.

9/ Juntaremos los extremos de la trenza para conseguir un aro, una elipse o un ocho (para variar la tradicional forma del Simit).

10/ Dispondremos nuestro Simit en la placa para horno engrasada. Pintaremos la misma con huevo batido y espolvorearemos con semillas de sésamo crudas. Introduciremos en el horno que tendremos precalentado a 180ºC.
11/ Extraeremos del calor cuando estén dorados. Podréis observar cómo han aumentado de tamaño así que, si deseamos que sean más pequeñas (para desayuno o para el té) deberemos tenerlo en cuenta a la hora de preparar las trenzas. Es más fácil si realizamos esta operación con trenzas más gruesas y aplastamos un poco la masas ya pintadas y con su sésamo justo antes de introducir en el horno. Así tendremos unos Simit rellenos de queso de un tamaño extra, más adecuados para una merienda o para acompañar una comida.
12/ Los Simit, tan populares en Turquía, son un excelente tentempié del cual podemos cocinar una buena cantidad y guardar los que no consumamos en el congelador dentro de bolsas individuales de plástico. Un par de minutos en el horno ( o en el microondas al mínimo) y recuperaremos sin esperas el sabor de nuestros Simit caseros.
Propongo, en este caso, tomarlos con un buen té a la menta, caliente o frío, dulce o, si lo prefieres, amargo y perfumado.

Espero que los disfrutéis.

...ve afiyet olsun yoldaşım benim !
...

2 comentaris:

antonio ha dit...

Tienen una pinta muy apetecible la verdad.

Abrazo y saludos afectuosos!

ENRIC ha dit...

Si se toman frente al Bósforo, doy fe, saben mucho mejor !!!

Otro abrazo para vos !