Las pelis del Bósforus I:La novia Siria(הכלה הסורית)

"Αυτό που δεν με σκοτώνει με κάνει πιο δυνατό"
"Beni öldürmeyen Beni güçlendiriyor"
"Lo que no me mata Me hace más fuerte"
Tot allò que no em mata Em fa més fort
Divendres 15 d'Octubre del 2010
Viernes 15 de Octubre del 2010
Παρασκευή 15 Οκτωβρίου 2010
15 Ekim 2010 2010 Cuma
Sexta-feira 15 de Outubro de 2010
___IMATGE DEL DIA___
"De-vert..." (Il.lustració: Enric)
...
__Las pelis del Bósforus__

Iniciamos hoy la que espero será una continuada e intermitente sesión de comentarios cinematográficos. En absoluto pretenderé criticar y, siempre, comentaré films que han sido de mi agrado y que, por una u otra razón, considero que valdría la pena visionar. Tomaré como hilo conductor el hecho de han sido estrenadas en circuitos alejados de la masiva industria del cine más comercial y, preferentemente (aunque no únicamente), navegaremos en celuloides por los terrenos y lenguas habituales en Bosphorus, o sea, por los de la cultura Mediterránea, árabe, turca y vale, es cierto, también de otras hierbas... Intentaré que todas las obras sean accesibles (localizables) a través de la red y que todos tengamos la oportunidad de poder encontrarlas por ahí...
Finalmente, espero que en este, mi ciclo de cine comentado, al que denominaré “Las pelis del Bósforus” y que comienza con una hermosa película de temática árabo-siria y drusa pero facturada por Israel, podáis encontrar sugerencias válidas y que os hagan pasar un buen rato porque, es de cajón que hay una inmensa cantidad de películas que no nos llegan por los cauces habituales, así que, si Mohammed no va a la montaña...¡ iremos nosotros (mentes ávidas de conocimientos) a por ellas !

لبلادنا / Para nuestra patria,
وهي المطوَّقَة الممزَّقة التلال / Con colinas cercadas y desgarradas,
كمائنُ الماضي الجديد / Las emboscadas del nuevo pasado.
لبلادنا، وهي السَّبِيّة / Para nuestra patria cautiva,
حُريَّة الموت اشتياقا واحتراقا / La libertad de morir consumida de amor.
وبلادنا، في ليلها الدمويّ / Piedra preciosa en su noche sangrienta,
جَوْهَرَة تشعّ على البعيد على البعيد / Nuestra patria resplandece a lo lejos
تضيء خارجَها ... / E ilumina su entorno...
وأمّا نحن، داخلها / Pero nosotros en ella
!فنزدادُ اختناقا/ Nos ahogamos sin cesar !
Extracto de: “Para nuestra patria” de Mahmud Darwish
(
traducción de María Luisa Prieto)

Ocurre, de vez en cuando, que al visionar una película (siempre con la esperanza de disfrutarla y aprender de lo que esta nos cuenta) se produce una reacción de emotividad peculiar y cierta simbiosis que, sin saber muy bien porqué, nos atrapó dándonos, como en un beso suave y casi transparente, un hermoso placer intelectual que reconfortó también nuestra alma.


Eso mismo es lo que me sucedió el otro día al visionar "العروس السورية/הכלה הסורית”(La novia Siria). No es poco el cine árabe que hemos podido ver desde que una cierta apertura al séptimo arte de países como Egipto, Marruecos o Túnez ha llegado, con cuenta gotas, a las salas de proyecciones alternativas o, no sé muy bien porqué, también denominadas de “arte y ensayo”. De esta manera hemos ido educando poco a poco nuestro paladar cinéfilo con verdaderas maravillas como la obra del tunecino Ferid Boughedir "حلفاوين: او عصفور السطح" (Halfauin: El pájaro de la terraza) estrenada en 1990 con el título de “Halfaouine,el niño de las terrazas” o la coproducción palestina “الجنّة الآن‎”(Paradise Now) del galardonado con el Oscar a la mejor película extranjera de 2006 Hany Abu-Assad.

Para mi son dignos de destacar muchos otros títulos pero nombraremos solamente unos pocos a modo de pequeña guía orientativa: Desde Marruecos films como “Ali Zaoua, prince de la rue” (2000) dirigida por Nabil Ayush o la emotiva producción del 2004 “Le gran voyage” (El largo viaje) obra de Ismael Ferruji; desde Argelia la inexcusable coproducción Italo-Argelina “La Battaglia di Algeri” (La batalla de Argel) de Gillo Pontecorvo y con banda sonora de lujo compuesta por Ennio Morricone en 1965; en 2007 nos llega a través del Festival de Cannes y de la mano de una directora nobel, Nadine Labaki, la preciosa y humana peli libanesa "سكر بنات" (Caramel); el cine egipcio es de vital importancia dentro de lo podemos considerar culturas árabes y de allí saldrían grandes actores y actrices que más tarde se convertirían en símbolos indiscutibles del mundo arabófono como Abdel Halim Hafez, Farid al Attrach, la bellísima Hind Rostum, Leila Murad o la única e imprescindible dama de la canción egipcia por antonomasia Umm Kalzum; es también Egipto cuna de excelentes directores entre los cuales nombraré a Yousry Nasrallah, Youssef Chahine y Ahmed Maher.

Pero hoy “nos ocupa” el cine israelí...así, pelis como “Bikur hatizmoret” (La banda nos visita),"Ha-Sodot" (Los secretos), “Lalehet al hamayin” (Caminar sobre las aguas) o la exitosa y oscarizada obra de animación
”ואלס עם באשיר" (Vals con Bashir) han tenido repercusiones internacionales que, poco a poco, van abriéndonos las puertas del cine hebreo al gran público no israelí.



Es cierto que no deja de ser paradójico que el film “La novia Siria”, tan bien dirigido por un israelí, Eran Riklis (director también de, entre otras, la inolvidable “Etz limon” -Los limoneros-), acabe retratando una temática marcadamente árabe y puramente enmarcada en las problemáticas de la ocupación en la Palestina más drusa.

El film consigue conjugar ciertos momentos de lógica tensión con suaves pinceladas humorísticas y guiños cómplices hacia un espectador que queda absolutamente “alucinado” por lo que el argumento, desde un buen principio, nos propone:

Una población en los Altos del Golán, مجدل شمس o מַגְ'דַל שַׁמְס (Maŷdal Shams). Allí, una familia drusa está a punto de casar a Mona, una de sus dos hijas, con un famoso actor de comedias televisivas sirio que vive en Damasco. Para ello deberá cruzar esa hipotética frontera del estado de Israel y abandonar para siempre su tierra, a sus padres, familiares y amigos en un viaje sin posibilidad de retono.(recordemos que los Altos de Golán es una zona ocupada ilegalmente por Israel desde 1967 que, incumpliendo, entre otras, la resolución 497 de las Naciones Unidas permanece allí con el mero argumento de la fuerza y la usurpación de los derechos del pueblo palestino).
De esta manera se desarrollarán una serie de hechos que nos mostrarán, no sólo las consecuencias y complicaciones legales de la burocracia que esta frontera les acarreará sino que también veremos los entresijos y la politización del conflicto, los tira y afloja afectivos y sentimentales de los miembros una familia con individuos de distintas generaciones en un lugar donde lo simple pasa a ser complicado y lo difícil, a menudo irresoluble. Quiero destacar la excelente banda sonora del compositor jerosolimitano Cyril Morin que, con su más que abultado acervo musical (más de sesenta bandas sonoras de películas) ofrece aquí algo de lo mejor que he escuchado últimamente en partituras cinematográficas. Interpretada por la Bulgarian Symphony Orchestra y algunos cantantes solistas consigue darle al film ese aire preciso y a la vez sensible que uno espera encontrar solamente en grandes superproducciones con mastodónticos presupuestos.


Es, en definitiva, una música que me ha reconciliado con los sonidos de gran orquesta que no abunda en lo masivo, en lo espectacular y hollywoodiano.

En conclusión, una buena banda sonora para una más que interesante producción Franco-Alemano-Israelí del año 2004 cuya temática se mantiene muy fresca, controvertida y siempre vigente. Véanla y disfruten!

...