Ida Kelarová: "Una voz 10 para el pueblo gitano"

"Αυτό που δεν με σκοτώνει με κάνει πιο δυνατό"
"Beni öldürmeyen Beni güçlendiriyor"
"Lo que no me mata Me hace más fuerte"
Tot allò que no em mata Em fa més fort
Dimecres 6 d'Octubre del 2010
Miércoles 6 de Octubre del 2010
Τετάρτη 6 Οκτωβρίου 2010
6 Ekim 2010 2010 Çarşamba
Quarta-feira 6 de Outubro de 2010
Středa 6
Října 2010
___IMATGE DEL DIA___
"Fet-us" (Il.lustració:Enric)

Ida Kelarová:”Una voz 10 para pueblo gitano”
“Cuando canto siento felicidad. La felicidad es un gran regalo para mí. Creo que la felicidad se puede transformar, cultivar, ser evaluada durante la vida, y nuestra alma puede trasformar la felicidad en arte. Siempre he cantado a mi manera y he encontrado la libertad en la música. Canto sobre cosas de las que no soy capaz de hablar. Canto por no llorar y para sentir que estamos conectados”. I.Kelarová

Nacida en la pequeña población de Vrbno Pradědem, en el norte de Moravia (República Checa) la cantante gitana Ida Kelarová es hija del fallecido artista eslovaco Koloman Bitto.
Con sólo cinco años su madre, la cantante Ludmila Bittová y su padre Bitto, guitarrista, trompetista y contrabajista, animaron a Ida a estudiar piano y violonchelo y, principalmente su padre, un enamorado de la música tradicional gitana, la empuja enfáticamente a seguir sus pasos.
"Frontera Checo-Polaca cerca de Opava" (Foto:Enric)

Es así como comienza la carrera de Ida Kelarová, estudiando Música en la Escuela Popular de Opava. Más tarde, cuando su familia se traslada a la capital morava, Brno, asistirá también a la importante Academia Janáček de música.
Después de eso Ida se unió a un conocido grupo de teatro llamado "Divadlo na Provázku", (Teatro sobre una cuerda) y urante una temporada se concentró en actividades teatrales pero, poco a poco, fue decidiéndose a seguir los pasos de su padre y hacer de la música gitana su prioridad y live motive.



Pero Kelarová no es estrictamente una cantante tradicional. Conocido por un jazz al estilo pop-folk con influencias de la región de Moravia, las grabaciones de Kelarová puede que suenen muy moderno a pesar de que ella tiene sus raíces en las tradiciones gitanas de Europa del Este y ha aprendido mucho de las canciones tradicionales de su padre y, pero al mismo tiempo, Kelarová no es ajena al jazz moderno y los sonidos pop de América del Norte o Europa Occidental. El trabajo de Kelarová es a menudo muy oscuro y tremendamente triste.

En 1983 en una gira teatral al extranjero Kelarová contrae matrimonio con un actor galés y decide abandonar la República Checa (por entonces Checoslovaquia) y trasladarse a Gran Bretaña con su esposo.
En 1985 viajará a Dinamarca y en 1988 a Noruega (lugares donde enseñará canto gitano) para volver más tarde de nuevo a Gales. En 1995 Kelarová se divorcia y regresa a una República Checa que había abandonado el comunismo y adoptado una democracia capitalista occidental. Allí, en Bystré (en la meseta Checo Morava), instaura junto a su verdadero amor, el cantante, guitarrista y compositor Desiderius Dužda (hijo de la artista gitana Dužda Vojtech), la “Escuela Internacional para la Voz Humana”, donde imparte todavía hoy clases de cante gitano y se educa a los alumnos aplicando teorías en la práctica de la musicoterapia .

Será en 1998 cuando Ida y “Dežo” (que anteriormente fue cofundador de la banda “Kale” junto la famosísima cantante, también checa, Věra Bílá) se decidan a formar la extraordinaria banda “Romano Rat” (Sangre gitana).

La banda está compuesta por Kelarová en la voz principal, violonchelo y piano; Dužda, que canta ocasionalmente a pesar de que su función principal aquí es la de guitarrista; el pianista Pavel Dirda, la cantante Marie Duzdová (que es también miembro de la banda Kale), el acordeonista Roman Horváth y el violinista Milán Horváth (hijos del artista gitano Horváth Evzen),el bajista Vladimir Dirda, y el bateria y percusionista Roman López.

A destacar, entre otros interesantes proyectos siempre dirigidos a promocionar la música y la cultura romaníes, creará Kelarová en 1999 en grupo vocal gitano femenino llamado “Chaja”.

Discográficamente hablando hay que apuntar que son más de una quincena, entre propios y compartidos, los títulos en los que la artista ha dejado hasta hoy su inestimable huella y, para mi, sin ningún genero de dudas, será en los CD's “Můj domov je, kde jsem já” (Mi hogar está allá donde yo esté) y “Ida Kelarová a Romano Rat”, aparecidos respectivamente en el sello praguense

Lotos en 1992 y 1999 donde “ese qué sé yo que te roba el alma” se hará más patente que nunca.

Canciones como “Slugadžis” (Un soldado), “O poštaris” o “Mamo na birinav” (Mamá, estoy muriendo) son el reflejo de todo aquello que uno espera de una cantante que ha vivido y ha enseñado a vivir con la única arma que es su espléndida voz. Para mi Ida Kelarová es, más que una cantante, una amalgama de verdades potenciales en lo musical y, a la vez, un único e irrefutable argumento del porqué ser, de para qué existir.

"He sido soldado durante dos años
Dejé a mi esposa e hijos
¡Eh, vosotros, los que mandáis!
Decidme,
¿Qué se supone que debería hacer?.
Quiero volvercon mi esposa, con mis hijos"

La voz de Kelarová podría derrumbar todos los muros de la vergüenza humana con su potencia abrumadora mientras arrulla al sentimiento de la tristeza perfecta y brutal hundiéndonos, hermanados, en el pozo de lo atávico, siempre libre y nómada de las gentes en la cultura gitana; su voz, con la intensidad de una Janis Joplin centroeuropea y la profundidad y potencia de una Aretha Franklin de tez desteñida, parece alguna vez resquebrajarse y, otrora, retornar con la fuerza de la vitalidad de la especie humana en sus mejores momentos, los instantes válidos para construirse.



Nane cocha
(V.O. en lengua romaní)
“Nane cocha, nane gad,
mi kinel mange o dad,
sar me džava pal o rom,
mi kinel mange o rom”

No tengo falda
“No tengo falda, no tengo camisa,
Deja que mi papá me las compre,
y después de que me case,
deja que mi marido lo compre para mi”

Ida es el Blues, es el Jazz, el canto de trazas “roma” conservadas a base de perder la vida en ello; trazas recuperadas de un oscuro pasado del que fueron arrebatados a sangre, diezmo y fuego: los crematorios de Marzahn, Auschwitz o Theresienstadt...

Ida es la satisfacción de encontrarse con la huella de una cultura que plasma en su bandera, la bandera de una nación nómada, el rojo encendido de una rueda de carro que no conoce de fronteras. Ida es, creedlo, la búsqueda de razones en cada nota, en cada requiebro en la voz, en la voz como materia prima para modelar algo de aquello que convenimos en denominar la Belleza.
Es, Kelarová, otra más de esas cantantes heroicas que, a pesar de ser sobradamente populares en sus países (y pienso ahora en la húngara Márta Sebestyén, en la sarda Elena Ledda, en la siciliana Rita Botto...y suma y sigue...) tristemente no llegan a ser difundidas en los medios internacionales como merecerían. Pero, eso sí, no temáis, nuestro día a día estará, absurdamente, abarrotado por hits superventas de Rihana, Lady Gaga o Shakira...

Y es Ida Kelarová, sobretodo, eso podríamos definir como amor por un pueblo y savia que lo vivifica, recrea y expone dignificándolo y dando una imagen (por otro lado real) de aquello que se suele ver con el recelo que lleva consigo la xenofobia. Por si esto fuera poco (“¡si no quieres caldo tómate dos tazas!”) hay que decir que la prolífica creatividad de la familia no se quedó en el arte incontestable de Ida sino que también su hermana, la cantante y violinista Iva Bittová, es también una reputada y original artista (y de la cual hablaremos, naturalmente, en otro momento).
Por eso (y muchas razones más) no dejaré de sugeriros que intentéis haceros con alguno de los extraordinarios trabajos de esta cantante checa, morava y gitana que se reivindica como ciudadana del mundo y portadora del germen de la tolerancia, mujer y artista con mayúsculas.

“Cada vez que oigo hablar de racismo, me enfermo. ¿Qué derecho tenemos - la gente de este planeta - a crear tal palabra y su significado? Todos somos gente de este mundo, después de todo”. I. Kelarová


Disde yescotría !
See you !
Görüşürüz !
Τα λέμε
!
Ens veiem !
Hasta luego
!

...

3 comentaris:

nadire özkaya ha dit...

Kurşun kayalar altında unutulan mavi/ ki giderilmez gecikme göz göz yara yaşlandıkça içimizde /Oysa güzelliği baharın /dala kuş tünercesine- koyağa gölge inercesine gelivermesindedir gününde ... T.Saraç
Mil gracias querido Enric -Şu an onun şarkılarını dinliyorum. Que gran regalo de ti otra vez-Renklerin ,desenlerin,özenle seçip paşlaştıkların için bütün kalbimle teşekkür ediyorum.

ENRIC ha dit...

Evet, siir seviyorum !
Tahsin Saraç: "Haydi yine, haydi yine ! vamos de nuevo ! ileriye buyrun türk yoldaşlarım ...
ve, "Ana Öğüdü"?.. iyi bir siir değil mi Nadire ?

Ben tabii öyle düşünüyorum !

"Ciiçekler bir yüreğe benzer"... "Flores que se asemejan a un corazón"...( como las llamas de la revolución que va llegando...)
evet, bir çok büyük herif !
iyi, çok teşekküler sana yoldaşım !

Hoşçakal ve hatalar için özür dilerim.

nadire özkaya ha dit...

Si,a mi me gusta siempre "amonestacion de la madre " de Tahsin Saraç !
Si,a mi me gusta leerte a tus comentarios y tus respuestas.Te agredezco otra vez mi querido camarada.
Saludos cordiales hasta Catalunya.