Les Illes Columbretes:"Un espejismo Mediterráneo"

"Αυτό που δεν με σκοτώνει με κάνει πιο δυνατό"
"Beni öldürmeyen Beni güçlendiriyor"
"Lo que no me mata Me hace más fuerte"
Tot allò que no em mata Em fa més fort
Dimarts 2 Febrer del 2010
Martes 2 de Febrero del 2010
Τρίτη 2 Φεβρουαρίου 2010
2 Şubat 2010 Salı
Terça-feira 2 Fevreiro de 2010
___IMATGE DEL DIA___
"Fly & Eat" (Il.lustració: Enric)
__Illes Columbretes:
"Un espejismo azul"__
Nuestro rico, nuestro hermoso, nuestro amado Mediterráneo sigue siendo, como un titán resistente, un lugar donde la ruralidad y la "pequeña vida" hibernal se obstina en preservar (y proteger) las historias de marinos que han pasado de boca en boca, de generación en generación hasta llegar, más o menos distorsionadas, hasta nuestros días. Así, los que vivimos en poblaciones fuertemente influenciadas por el "carácter marino” hemos escuchado de nuestros mayores (muchos de ellos experimentados navegantes curtidos en la batalla diaria contra olas y mareas) tanto las terribles experiencias vividas en alta mar como aquellos momentos de compañerismo y, a pesar de la dureza del medio, del extraordinario goce que les suponía estar en alta mar, inmersos en la más absoluta y salvaje naturaleza. Así han llegado también, a través de los siglos, las leyendas de piratas y corsarios, de buques y pecios, de abordajes y imponentes fortalezas bien preparadas para frenar la invasión extranjera, de torres con vigías aburridos y preciosos puertos donde, todavía hoy, se espera la llegada de algún Ulises.
Yo le llamo "Mediterranear"...Mirar con detalle las cartas de nuestro mar, a buen seguro, nos sorprenderá con “detalles” que no conocíamos, lugares extremadamente interesantes que siempre pasaron desapercibidos a nuestros ojos (y a los de más de un cartógrafo!) y que, como pequeñas manchas accidentales de tinta sobre el mapa azul, han llegado a ser improbables, casi inexistentes motivos para la curiosidad, para la posterior indagación. Mirar con detenimiento nuestras costas supondrá descubrir la peculiaridad de pequeñas penínsulas, de playas casi vírgenes que el caprichoso destino ha ubicado bajo escarpados acantilados o islotes, islas, inhabitados pedazos de tierra o roca en medio del todo movedizo y salino que tan pronto vomita su bruma espesa como yeso o reluce hasta cegar los ojos del naufrago. Mirar con curiosidad cada detalle, cada protuberancia, cada cambio de color es vivir de forma más intensa el extensísimo mundo de posibilidades que nuestro mar tiene escondidas para que, poco a poco, como la caída pausada de los velos en la danzarina del vientre, sus amantes las vayamos descubriendo.
De esta manera, frente a la costa castellonense, escondidas, habitualmente “desaparecidas” de los mapas que jamás las conocieron, se encuentran las preciosas Islas Columbretes. Una excursión a este paraje de belleza incomparable puede ser un buen plan para un día de excursión veraniega y todos aquellos aficionados, no solo a la vida marina, sino que también a la naturaleza con mayúsculas, estoy seguro que no olvidarán facilmente la experiencia.
Así, os animo a acercaros por estas tierras de Castellón, por los pueblos que en estas costas, además de hospitalidad, puedo dar fe que os ofrecerán un amplio abanico de posibilidades gastronómicas y marinera más que apetecibles. Acercaros a la Costa del Azahar y aprovechad para visitar un lugar único, la Reserva natural de les Illes Columbretes, este espejismo tan real en mitad del Mediterráneo.
___"LES COLUMBRETES"___
A "La Grossa" vistes de la Verge del Carme i el Far
Las Columbretes constituyen un pequeño archipiélago
situado a poco más cincuenta y seis kilómetros (30 millas náuticas)
de la costa de Castellón. Son cuatro grupos de
islotes que reciben el nombre del más importante
de cada uno: L’Illa Grossa, la Ferrera, la
Foradada y el Carallot.

"La Horadada"

El punto más alto se
encuentra a sesenta y siete metros en la parte
norte de l’Illa Grossa, llamado monte Colibre.
El origen volcánico, el aislamiento en que viven
las diferentes especies de animales y vegetales,
el pequeño tamaño y las duras condiciones
ambientales hacen de las islas un ecosistema
único y especialmente frágil.

"El Far a La Grossa"
El fondo y las aguas se caracterizan por su
extraordinaria belleza, riqueza y grado de conservación.
Las 19 hectáreas que constituyen la superficie
emergida de las islas Columbretes (de las que
catorce corresponden a la l’Illa Grossa), fueron
protegidas por la Generalitat Valenciana en el
año 1988 bajo la figura de parque natural. En la
Ley de espacios naturales de la Comunidad
Valenciana del 1994 esta figura fue recalificada
como reserva natural.
__VEGETACIÓN__

Sólo algunas especies más resistentes a la salinidad, como el Hinojo marino (Chrithnum maritimum) y la Zanahoria marina (Daucus gingidium) colonizan los peñascos más próximos al agua; mientras que en las partes altas de las islas se extiende un matorral nitrohalófilo dominado por la Sosa fina (Suaeda vera) o el Mastuerzo marino (Lobularia maritima columbretensis).

"El Carallot"

_FAUNA_

Está dominada por las colonias de aves marinas nidificantes. La gaviota de Audouin (Larus audouinii), la pardela cenicienta (Calonectris diamedea), el Halcón de Eleonor (Falco eleonorae) y el Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), todas ellas especies muy sensibles a las molestias e impactos asociados a la presencia humana, encuentran en estas islas el único punto de nidificación de la Comunidad Valenciana.Durante los pasos migratorios primaverales y otoñales, las islas, ancladas en medio del mar, actúan como un imán para todas las aves que cruzan el Mediterráneo entre Europa y África, concentrándose un altísimo número con el fin de reposar y tomar fuerzas antes de continuar su viaje. La singularidad faunística culmina con la presencia de una especie endémica de lagartija (Podarcis atrata).

"El Mascarat","La Senyoreta" amb L'illa Grossa al mig i el Far

No hay instalaciones para alojarse en las islas y está totalmente prohibida la acampada pero, para aquellos que dispongan de barco propio, sí que es posible la estancia en ellos para pasar la noche. Naturalmente estos deben estar amarrados de forma pertinente y con todas las medidas de seguridad necesarias.

"La Ferrera"

Para todo aquel que no posea una nave privada (en cuyo caso el acceso es libre para las embarcaciones de hasta 25 metros de eslora), sabed que durante el verano funcionan servicios de golondrinas desde Castellón, Oropesa de Mar (607 392 207) y Peñíscola (964 48 02 00 – 964 48 06 44 – 651 96 10 50 ). Las excursiones suelen ser de una jornada completa (se sale por la mañana y se regresa por la tarde) y, en algunos casos, incluyen la comida del mediodía.

"La Horadada"

Para más información:
Centro de Información de la Reserva Natural
de las Islas Columbretes
.

“Planetari de Castelló” (964 282 968).
Paseo Marítimo s/n. Grau de Castellón.
Correo electrónico:
parque_columbretes@gva.es

"El Mascarat i La Senyoreta"

Información y fuentes consultadas:

http://www.castellonturismo.com

http://www.castello.es/seccion.php?cod1=502

4 comentaris:

Josafá Crisóstomo ha dit...

how fantastic place!
I can't believe that!
I need to be in a place like this.
Sometimes São Paulo is too far from the ocean... rsrsrs
And we have got a big border sea in Brazil!

Today I have got a bad day but now I am better because I read this post.

You don't know what you do showing to us this sea, this islands, and this birds etc You give us life and hope my friend.

Thank you so much!

Νίκος-Εμμανουήλ ha dit...

Merhaba ve kalispera, Enric.

"Mediterranear", ¡qué hermoso verbo! Está muy bien eso de inventar verbos cuando ninguno de los existentes se ajusta a nuestras necesidades de expresar algo. Es un verbo que, sin conocerlo, vengo conjugando desde siempre. El Mediterráneo siempre es misterioso y magnético; y mucho más para mí, que no tengo la suerte de contemplarlo cada día. ¿Es mediterranear buscar la cima más alta y, tras el esfuerzo de alcanzar la cumbre, observar, allá en la lejanía, la línea azul que esconde nuevas islas, nuevas lenguas, nuevos hombres, nuevas danzas, nuevas penas...?, ¿Es mediterranear cerrar los ojos, en una tarde fría de invierno, e imaginarse tumbado en una playa de Gavdos, en el Mar de Libia, tan sólo acompañado por el rítmico rumor de las olas y la flauta de un pastor de cabras en la lejanía?, ¿es eso también mediterranear? Pues si es así, mediterraneo constantemente aquí, tierra adentro, embaucado por el otro magnetismo que me mantiene en razonable equilibrio: el de las montañas.

Hoy me traes un paisaje y unos nombres cercanos, un pequeño paraíso que bien podría estar sumergido, pero que la naturaleza, siempre generosa hasta con los más ingratos, ha decidido poner a nuestra disposición. Y ahí está, con esas formaciones caprichosas e intrincads que casi invitan a volver a la infancia y a jugar al escondite con un amigo, con un buen amigo.

Todo hoy es hermosura en este post; y también cercanía. Hoy he sentido estas islas más cercanas que nunca. Y a ese amigo que jugaba al escondite, también.

Ευχαριστώ πάρα πολύ, φίλε!

ENRIC ha dit...

Olá mi amigo Josafá !!!!

Tú necesitas y también merces un lugar así ¡claro que sí!.
Tumbado en la cubierta de un velero. La brisa suave del Mediterráneo. Un calor soportable y el aroma del mar, de l sal, de la pureza...
Tumbado leyendo a Yeats o a Joyce... o a Pessoa ¿sí?. Con todo el tiempo del mundo detenido, quieto, apacible y domesticado. Y esas islas quietas (a pesar de un cierto mareo más que justificado)frente a ti. Las islas que te hablan de volcanes, de esa lava que nos regaló Alkistis Protopsalti... de esa lava que nos provocó Vinicius de Moraes...

Las cosas está ahí y yo solo digo: "las cosas está ahí". Nada más.
Puedes aceptarlas o salis corriendo en dirección contraria. Hay opciones, esto no es una dictadura !!!
Tú te apuntas al trayecto y yo te lo agradezco pero, amigo, en realidad lo que te agradezco es que seas un amigo incombustible, a prueva de bombas y a prueba de Enrics. Así, obrigadinho sempre !!!

Acumula toda la esperanza que yo te pueda ofrecer porque, tarde o temprano, llegará la deseperanza y tendremos que sobrevivirla ¿tamam?.


Una abrazo transoceánico, un poco de poesía marina y un recuerdo tácito y siempre real.

Abraço e muitos bjs. !

ENRIC ha dit...

Kalispera kai merhaba Nikos !

Pues claro que eso es Mediterranear !!! ¿acaso lo dudaste un instante?. Te diré más, esa es la esencia de lo que en verdad es Mediterranear !!!

El cabrero sempiterno, el "loco" de Σητεία que sopla su askomandoura a la llegada de los barcos, esa nube de pájaros voraces que se acerca a puerto. De esa paz que nombras, de ese sentimiento centrípeto que se tornó en ya indispensable, se nutre el alma mediterránea que pretendemos y que nos arrastra, hasta la tumba.

Sí, mi día a día es, sin duda, cercionarme de que ese coloso azul (y algunas veces verdoso, grís, morado...) sigue palpitando ahí, en su sitio. Cada jornada lo sigo con la mirada, desde Benicarló y hasta donde me lleve la ruta: Oropesa, Castellón, Nules, Alboraia, Valencia... y me enamoro un poco más de él, de ella, de lo misterioso y magnético (como bien dices) que desde allá propone ser, de lo peligroso y atrayente que siempre es.

Mediterranear hasta las murallas de Peñíscola (a un tiro de piedra) supone retroceder en el tiempo y regalarse un instante de esa paz que ambicionamos (sobretodo en hinvierno, claro está!). Y, para que engañarnos, Mediterranear es también acercarse al puerto para soltarle tu llanto más amargo, para contarle ese secreto que te martiriza o soñar, melancolicamente, con la presunción de que la tierra palpita tras el mar. Escuchar las voces: salam alaikum !, arrivederci !... y ese adeu amigo y familiar desde ses illes, todo soñado mil veces, todo vivido hasta una extenuación que jamás llega.
Y después, como en una irrealidad, bajar pr el paseo marítimo entre el intenso tráfico de media tarde y dudar un momento para, al fin, regresar a la playa vacía donde las suaves olas abren paso a enbarcaciones cansadas que regresan de Mediterranear...

Y ser feliz... para no comprender jamás qué droga fue, que nectar amargo o salado, que carajo pasó para estar tan prendado, casi esclavo de su espuma...de su luz...

Y ser feliz...un poco feliz...

Sé tú también feliz con ese sueño...amigo.

Una abraçada ben forta Nikos !