Receta de "Mavi peynirli milföy" (Milhojas de queso azul)

"Αυτό που δεν με σκοτώνει με κάνει πιο δυνατό"
"Beni öldürmeyen Beni güçlendiriyor"
"Lo que no me mata Me hace más fuerte"
Tot allò que no em mata Em fa més fort

Dimecres 18 de Novembre del 2009
Miércoles 18 de Noviembre del 2009
Τετάρτη 18 Νοεμβρίου 2009
18 Kasım 2009 Çarşamba
Quarta-feira 18 de Novembro de 2009

___IMATGE DEL DIA___
"Nits de por d'en Munch" (Il.lustració: Enric)

>><<

___Mavi Peynirli Milföy___
___Milhojas de queso azul___

Presentamos la tercera y última parte de esta entrega dedicada a nuestros börekler caseros.
Después de preparar nuestra yufka y utilizarla con el “Ton balığı Böreğı” (Börek de atún) que ya degustamos en el post anterior, hoy vamos a intentar una nueva aplicación, una forma distinta para hacer unos börekler sabrosos y de sabor peculiar, nutritivos y, desde mi experiencia, bien aceptados tanto por mayores como por los más pequeños.

La confección es muy fácil y los ingredientes, tal y como ya dijimos en el post anterior, son totalmente intercambiables y si no apetece el sabor intenso del queso azul uno puede adaptar esta receta a otros tipos de queso como el Camembert , el Gruyere o el excelso Idiazábal. Se me ocurre ahora una mezcla que seguro no defraudará a muchos: una mezcla de queso de cabra y sobrasada mallorquina. Aquí es donde debemos poner en marcha nuestros mecanismos de invención para adaptarlos al deseo del propio paladar. Es importante saber que si sustituimos el queso por otro ingrediente deberemos tener presente el aportar alguno que nos aporte un textura cremosa porque sin ella corremos el peligro de fabricar elementos rígidos como adoquines que serán francamente difíciles de tragar.

Así pues, vamos a preparar estos “Mavi peynirli milföy”, estos Milhojas de factura doméstica y, sin duda alguna, en un corto espacio de tiempo vamos a estar gozando de su rico sabor. No perdáis comba camaradas ! Estas son preparaciones baratas para unos tiempos de escasez, ideales para el aprovechamiento de todos aquellos restos que “paseen” por nuestros refrigeradores y para el fortalecimiento del cuerpo y el espíritu (que buena falta nos va ha hacer cuando ya no haya más remedio que salir a las calles....).

__INGREDIENTES__

. Tres hojas de yufka.
. Jamón de pollo en lonchas finas.
. Queso azul ( Gorgonzola, Camembert...).
. Queso rallado (Emmental).
. Mantequilla.
. 1 Huevo.
. Un poco de perejil.
>><<

__PREPARACIÓN__

1/ Untamos el molde con mantequilla derretida y depositamos con cuidado una hoja de nuestra yufka “proletaria” y casera adaptándola a la mayor parte de la superficie interior. Dejaremos colgar por los costados la masa sobrante sin romperla ni cortarla. 2/ Engrasamos también con un pincel la parte de la masa que queda a la vista y disponemos dos rodanchas de jamón de pollo ( o jamón asado en láminas). 3/ Esparcimos pequeños pedazos de queso azul sobre el jamón de pollo. 4/ Después espolvoreamos con un poco de Emmental rallado.Taparemos el relleno con otra hoja de yufka. No importa si esta se arruga o se rompe, siempre podemos añadir pequeños recortes que nos hayan quedado al estirar la masa porque una vez cocinemos, todo va a quedar incorporado y homogéneo.
Pintaremos también esta “tapa” de yufka con mantequilla derretida.
5/ Repetiremos la operación: dos lonchas de jamón, queso azul (yo sugiero un Gorgonzola) y Emmental rallado. 6/ Ahora es el momento de “cerrar” nuestro milhojas. Así, iremos doblando las partes laterales de masa que desde un principio habíamos dejado colgando desde los costados. Juntaremos las cuatro “solapas” sobre el centro del milföy. 7/ Añadiremos una hoja más sobre todo y pintaremos con abundante mantequilla derretida. 8/ Pintaremos ahora con yema de huevo batida. (esto, a parte de aportarnos sabor, va a dar un brillo suculento al resultado final de nuestros pasteles). 9/ Cocinaremos durante cinco minutos en el horno que hemos pre calentado a 180ºC. Sí, solamente cinco minutos por el momento. 10/ Sacamos el milföy del horno. Ahora nuestra masa ha adquirido una cierta resistencia y vamos a poder cortarla a nuestro gusto sin que se rompa. Si cortamos antes de darle ese pequeño golpe de calor tenemos todos los números para que el cuchillo (que debe estar muy bien afilado) se nos peque a la masa y nos desmonte nuestra delicada superposición de láminas húmedas.

11/ Así pues, una vez hemos cortado todo nuestro börek en cuadrados más o menos regulares lo dispondremos, ahora sí de forma definitiva, en el horno a 180ºC. 12/ Dejaremos cocinar hasta que la parte superior del pastel esté bien dorado. En pleno proceso veréis como el queso se escapa entre los cortes horizontales y laterales que separan cada una de las porciones de milföy. No os preocupéis porque, una vez frío, ese queso va a volver a solidificarse. Intentad resistir el olor que nos llega desde el interior del horno... ¡brutal!13/ Para terminar vamos a repetir los cortes que separan las porciones de börek. Ahora el cuchillo pasará con toda facilidad porque solo vamos a cortar la masa del queso que se derritió e invadió las primeras incisiones.
Serviremos los milföy espolvoreados con perejil bien picado y decoraremos con más perejil, ahora en rama y con las hojas enteras.
Poco más hay que decir. Simplemente desearos un exitoso estreno con los "börekler de casa”. Que sean estos algunos de los pasos que os hagan entrar en la cocina para haceros inquilinos libres, seres capaces de sacarle el jugo a todo aquel alimento que poseamos y siempre aguzando la imaginación, la creatividad y las ganas de dar placer a los demás.
Como bien dice el cocinero televisivo Karlos Arguiñano (y yo suscribo):
“Aprender a cocinar te hace más libre”.

"SİLİNDİRLER" (Cilindros)

Aprovecho este momento para mostraros unos pequeños cilindros obtenidos con restos de yufka casera. Si disponéis de un tira larga tenéis que cortar los lados hasta conseguir un largo triángulo. Pintamos con mantequilla derretida y ponemos una mezcla de 50% de Emmental (si disponéis de queso blanco turco o feta (φέτα) también será perfecto) y 50% de perejil picado. Enrollamos el triángulo un par de vueltas sobre el relleno. Cerramos los laterales del tubo hacia el interior y acabamos de enrollar hasta llegar a la punta afilada del triángulo de yufka. Pegamos esta con un poco de mantequilla y pintamos todo con yema de huevo batido. Horneamos a 180ºC hasta verlos tostados. ¡Son unos excelentes pica-pica !

AFIYET OLSUN ! . ¡ BON PROFIT ! . ¡شهيه طيبة! . ¡ BUEN PROVECHO! . ¡ Καλή όρεξη ! . ¡BOM APETITE !



4 comentaris:

Josafá Crisóstomo ha dit...

Eu achei esse prato ainda mais saboroso que o anterior. rsrsrs
Vou utilizar o Camembert (não resisto a ele, é o meu preferido!).

Você cozinha para ser livre, sim!

E no seu caso, em especial, eu acho que o ajuda a alimentar também o seu senso de humor.
Você realmente fica feliz em fazer essas delicias e em nos oferecê-las. Isso tudo deve ocorrer porque a liberdade diz respeito também ao amor partilhado.

Thank you so much. I have received this recipes like this: a token of your love to all your readers.

saudações brasileiras! ;-D

ENRIC ha dit...

Olá companheiro Josafá,

Camemeber ! Camemebert ! Camembeeeeeeert !!!! é pura loucura !!!! É tãotãotãotãããããão bom !!!! (e te digo um segredo: eu adoro comer um pedaço de Camembert sobre um pouco de pão integral bem torrado e, além disso, beber um trago de vinho vagabundo, bem forte - é a chave do sucesso!!!-).
Sua idéia me parece muito bem e muito gostosa mais, atenção!, toma precauções e adiciona mais que menos quantidade de algum queijo mais duro para que depois de fundir todo el recheado possa adquirir uma textura mínima e consistente. O perigo aparece si todo o queijo foge e nosso börek chega a la mesa sem recheado... tem cuidado com isto ¿ok?.

(E se você tiver dúvidas, por favor use o e-mail antes de cozinhar)

E para ser um pouco mais libre ¡mãos à obra camarada!

Boa sorte e um forte abraço transoceânico meu amigo,

Se you !

Νίκος-Εμμανουήλ ha dit...

Καλησπέρα, Enric!

La verdad es que soy un "fan" de los quesos. Me gustan todos, especialmente los azules (para desgracia mía, porque me producen enormes migrañas), pero, de vez en cuando, me doy el gustazo y los combino con algo que les haga perder un poco de "fuerza".

Así pues, creo que esta receta es ideal paara ese "homenaje" que me doy a la larga. Pinta muy, muy bien.

Gracias por estas tres lecciones tan bien explicadas. La verdad es que, así como presentas las recetas, dan unas ganas enormes de ponerse manos a la obra. Y aunque precisamente esta semana no me va a resultar posible, no pienso quedarme sin preparar una maravilla de estas.

Mi agradecimiento y mi felicitación.

Καλή έβδομαδα!

ENRIC ha dit...

Merhaba Nikos,

Ammmmmh ! Fomatges !!! jo també soc un fan acèrrim... mira que als supermercats de França em miren com si fos un ratolí de camp lleonat que s'amaga entre les prestatgeries refrigerades on, un al costat de l'altre, esperen el moment de gloriòs de ser catats els Camembert, Roquefort, Gorgonzola, els Brie, Coulommiers o el Bleu d'Auvergne...

I es que la carn, ja saps...dèbil, dèbil...I vaja putadeta això de les les migranyes. Però si de tant en tant pots fer-li una enganyifa i poder gaudir una mica del "podridet" (que és com li hem dit a casa tradicionalment als formatges blaus) doncs, vaja, deu ser un moment memorable ¿oi company?.

Ale, mans a l'obra i, amb mesura, a veure si aviat em sorprens dient-me que has fet uns bons börek, per exemple de Gorgonzolla.

Ànims i força company !
(Ευχαριστώ. Και εσείς επίσης per "les floretes" company).

Τα λέμε ve görüşürüz.