Cristóbal Repetto : "Algo como un Tango para recordar el futuro"

"Αυτό που δεν με σκοτώνει με κάνει πιο δυνατό"
"Beni öldürmeyen Beni güçlendiriyor"
"Lo que no me mata Me hace más fuerte"
Tot allò que no em mata Em fa més fort
Divendres 5 de Juny del 2009
Viernes 5 de Junio del 2009
Παρασκευή 5 Ιουνίου 2009
Cuma 5 Haziran 2009

____IMATGE DEL DIA____

"Un pretexte per a ser blaus" (Il.lustració: Enric)

aaa

___LÁGRIMAS...___

“Se eu soubesse
Se eu soubesse que morrendo
Tu me havias
Tu me havias de chorar
Por uma lágrima
Por uma lágrima tua
Que alegria
Me deixaria matar”

Amália Rodrigues / Carlos Gonçalves

Esta mañana he puesto en marcha el motor del furgón, y ya en la monotonía de la larga ruta he aprovechado, como todos los días, para introducir un Cd en el lector y entregarme, de buena mañana, a dejar volar la mente y comer y beber de cada nota que de belleza pudieran nutrirme. Hoy había “rescatado” un disco que hacía demasiafdo tiempo que no escuchaba. Era el primer lanzamiento de Cristóbal Repetto, un disco del año 2004 sin más título que el propio nombre del artista y con quince temas a cual más sugerente y pleno de luz y vida. Al llegar a la segunda pista me he sorprendido llorando, casi hipando como un niño castigado e inmerso en la injusticia. La canción que también aquí os ofrezco (para que también lloréis agusto…) es “La que murió en París”. Ya me diréis…

___CRISTÓBAL REPETTO___
Cristobal Repetto, nacido en Maipú, provincia de Buenos Aires. Lleva el tango en las venas y formó parte, como cantante, de la excelente banda Uruguayo-Argentina de “electrotango” Bajofondo Tango Club. Su primer álbum gozó de la producción artística del prestigioso compositor Gustavo Santaolalla, ganador de dos Oscar por las bandas sonoras de Brokeback Mountain y la marabillosa Babel.

La voz de Repetto es, intransferible concepto: La voz de Repetto. Me manejo entre obviedades, lo sé. Pero todo tiene un porqué…
Hay que ir más allá y conocer cada pieza escultórica que la voz de Cristóbal Repetto moldea con pasión i sapiencia arañando nuestras entrañas y dándonos, al fin, la posibilidad de elegir, de rechazar o venerar el producto de esos, sus partos musicales.

Escuchar a Repetto es experiencia que, invasiva, golpea sin piedad alguna tan pronto los sentidos como el alma, enamorándola, dándose a ella completa y como locura redonda, llegar imperfecta cabalgando en cierta maldad aristada. Para “ingerir” esa voz plateada hay, ante todo, que hacer acopio de energía y una ejercitación para las voluntades y la fe, porque el primer golpe de voz, sin duda, “hechará para atrás” a más de uno...pero no hay que sufrir, es un efecto pasajero. Es como el sabor de un dulce que nos trae a la memoria el de otro viejo, talvez pasado o amargante que, de buenas a primeras estaremos predispuestos a escupir. Y es la voluntad, las ganas de querer querer, de desear desear, la que en poco tiempo nos hará ubicarnos con cierta comodidad en esa su pieza, la que en un principio nos pareció sería cárcel inhabitable.

Voz que bebe de lo criollo, de lo nuevo, de la tradición tanguera y de la experienca de una juventud radiante que vive el hoy argentino con entusiasmo renovado, la de Cristóbal nos muestra con su voz atípica las reminiscencias del color que un día archivamos en la mente, el de aquel Gardel genial con tango en mayúsculas o el del Piazzolla eterno que rompió los moldes para que el progreso abriese paso sobre tan dura tierra. Canto arrabalero, algunas veces tan triste como la propia esencia del Tango y la nocturnidad del marginado. Lirismo enjuto y de repente desmembrado que adquiere tonalidades propias de objeto de anticuario. Coherencia en la elección de cada canción, de cada texto, compendio de aquello que sí es Tango, lo conforma y lo recrea. Escuchar a Repetto nos da la posibilidad de viajar en el tiempo sin movernos del hoy para ver pintar los cuadros en Montmartre o bailar caliente en los burdeles de La Plata. Al vencer esa cultura pétrea e inamovible de la intolerancia, nos regalamos con el premio de absorber su néctar y energía, su triste y siempre rotunda melancolía. Y vale la pena, la vale de veras !...

La voz del bonaerense es siempre un sí, un sí que corta como chorro de agua o como el alambre tenso que uno, infeliz, no vio. La voz de Cristobal Repetto pasa a ser una verdad sin tachas que hay que beber despacio y con la consciencia prieta de saber que allí, entre palabras pigmentadas de pasión extrema, reside oculta, pertrechada de armas desnudas, de las que destruyen, de las que asesinan, la pasión del Tango, la pasión "terrible".

Deglútelo sin miedo y date a ese extraño encanto porteño en verso de la calle, con su tentadura en los verbos gauchos y su guitarreo que es su percusión. De ese líquido elemento que como un chip que vive incrustado en la mente frágil de todo emigrante, que cruzó los mares sentado en su hatillo y es la rosa seca, la más perfumada de su colección.



http://www.yasaktube.net/video+izle.php?tag=cristobal+repetto&type=tag&video_id=qmRepcvmFZk

___Tabernero (El tabernero)___
Música: Fausto Frontera / Miguel Cafre
Letra: Raúl Costa Oliveri
(1927)

Tabernero, que idiotizas con tus brebajes de fuego,
¡sigue llenando mi copa con tu maldito veneno!
Hasta verme como loco revolcándome en el suelo.
¡Sigue llenando mi copa, buen amigo tabernero!

Cuando me veas borracho,
canturreando un tango obsceno
entre blasfemias y risas
armar camorra a los ebrios.
¡No me arrojes a la calle,
buen amigo tabernero,
ten en cuenta que me embriago
con tu maldito veneno!...

Yo quiero matar el alma
que idiotiza mi cerebro,
muchos se embriagan con vino
y otros se embriagan con besos...
Como ya no tengo amores
y los que tuve murieron,
placer encuentro en el vino
que me brinda el tabernero.

Todos los que son borrachos
no es por el gusto de serlo,
sólo Dios conoce el alma
que palpita en cada ebrio.
¿No ves mi copa vacía?
¡Echa vino, tabernero!,
que tengo el alma contenta,
con tu maldito veneno...

Sigue llenando mi copa,
que yo no tengo remedio.

aaa

Simplemente, antes de que podáis escuchar la canción que ha provocado todo esto, y para terminar, quiero decir y proclamar mi profunda admiración a ese canto versal del querido Buenos Aires, a esa su extremada economía para elegir un acompañamiento instrumental a menudo salpicado de bellezas rústicas y a la elegancia, al porte, a la mirada plena de una juventud que quiso, que quiere y demuestra ser amante fiel, de forma lúcida y comprometida con algo que, por llamarlo, lo llamaron Tango y que para apreciarlo… solo hay que dejarse ir y amarlo.

Espero que, para los que no conocíais a este artista esta sea una nueva experiencia llena de posibles besos y caricias, y que para los que un día supisteis de él, esta sea una ocasión, o llámale pretexto, para regresar, ver y vencer amando su arte.




___La que murió en París___
Letras - Enrique Maciel
Música - Héctor Pedro Blomberg
(1930)

Yo sé que aún te acuerdas del barrio perdido,
de aquel Buenos Aires que nos vio partir,
que en tus labios fríos aún tiemblan los tangos
que en París cantabas antes de morir.

La lluvia de otoño mojó los castaños,
pero ya no estabas en el bulevar...
Muchachita criolla de los ojos negros,
tus labios dormidos ya no han de cantar.

Siempre te están esperando
allá en el barrio feliz,
pero siempre está nevando
sobre tu sueño, en París.

Paloma, cómo tosías
aquel invierno, al llegar...
Como un tango te morías
en el frío bulevar...

Envuelta en mi poncho temblabas de frío
mirando la nieve caer sin cesar.
Buscabas mis manos, cantando, en tu fiebre,
el tango que siempre me hacía llorar.

Me hablabas del barrio que ya no verías,
de nuestros amores y de un carnaval...
Y yo te miraba... París y la nieve
te estaban matando, flor de mi arrabal.

Y así una noche te fuiste
por el frío bulevar,
como un tango viejo y triste
que ya nadie ha de cantar.

Siempre te están esperando
allá en el barrio feliz,
pero siempre está nevando
sobre tu sueño, en París.

Músicos:
Cristóbal Repetto – Voz/ Daniel Yaria – Guitarra acústica/ Martín Creixell – Guitarra acústica/ Javier Amoretti – Guitarra acústica/ Javier Casalla – Violín.

aaa


9 comentaris:

brujita ha dit...

Gracias por la nueva experiencia, no conocí a Reppeto y ahora que le escucho me parece a la vez clasico y nuevo (y claro eso para mi es bueno!)
Camarada Enric, nunca comenté nada sobre tus ilustaciones pero lo voy a hacer ahora! Son una maravilla, me gustan mucho, especialmente la de hoy, no se porque hay algo que me he hecho mirarla y mirala...
Bueno se acerca el dia del voto... vamos a ver si de las letras pequeñas saldra algo positivo, porque en general no espero nada!
Un saludo!

ENRIC ha dit...

Merhaba Brujita,Γεια!

Ah! Gracias a ti por mirarme los dibujillos con tan buenos ojos !!! jejeje... Suele ocurrir que a alguna gente le gustan sin llegar a saber muy bien porqué... y eso para mi es bueno, porque es el sentimiento clásico y nuevo, es como empezar de nuevo con cada mirada, con cada manera de mirar...

Repetto es para mi un "artista" con mayúsculas, un tipo que hace lo que hace... y a quien no le guste... pues eso... Él no cambia, deja correr el agua del río que para algunos será fresca y para otros lodo enlutado de las marismas... pero él es como es... y eso está bien ! ¿has escuchado las letras de las canciones?.... son como mazazos, como corrientes eléctricas de terminales que han conectado a zonas sensibles para que surja efecto el dolorosísimo licor de Tango, la terriblemente bella ejecución...

Yo estoy pensando si voy a ir al colegio electoral o quedarme en casa a hacer croquetas de queso... ¡me presionan!¡en casa me presionan!... yo los mandaría a todos a tomar por...ahí… pero todavía no estoy seguro... si voy votaré al PC/IU (Ah! que el voto es secreto!!! ¡me cago en…! ¡ya lo he estropeado otra vez!!!...y mira que me lo han dicho: “EL VOTO ES SECRTO”… cada vez lo mismo, lo mismo
Veremos que hago... pero dudo... dudo muchoooooo !!!! porque todo seguirá igual… o talvez peor !

Un abrazo camarada,
V-e-n-c-e-r-e-m-o-s !!!

Νίκος ha dit...

Merhaba ve καλησπέρα, Enric:

El tango... ¡Ay, el tango! Crecí escuchando viejas "placas" de Carlos Gardel. Guardo la imagen de aquellos dos viejitos que me criaron, bailando un tango en el diminuto comedor. El tango, la lágrima, la vida... siempre tan unidos los tres. Canto del submundo, del marginado, del perverso y del pervertido. Música porteña, como también porteños (de puerto) son el adorado fado, el idolatrado rebético, el flamenco más puro de las tierras gaditanas...

Sábado glorioso. Anotación en mi diario de tapas azules: "Hoy escuché por primera vez a Cristóbal Repetto". Voz plateada, metálica, que parece haber sido creada para interpretar tango en exclusiva, y que no me ha costado en absoluto "ingerir". Voz inesperada, sorpresiva y, una vez escuchada por primera vez, te puedo asegurar que definitivamente imprescindible.

Y mira, amigo: escucho poco tango, poco, muy poco. Porque me cuesta mucho retener la lágrima ante un "Yira, yira", ante un "Tabernero" o ante ese sublime "La que murió en París", cuyo dolor acabo de mezclar con un café griego, o turco si lo prefieres, en esta tarde de sábado.

Andá con Dios, amigo.
Ese que sólo Él sabe el alma que palpita en cada ebrio.

Y sigue con este delicioso mar de culturas, pasiones y sentimientos que va rayando muy, muy alto.

Un abrazo.

raquel ha dit...

Cuando lo hemos escuhado por 1ª vez, nos ha parecido un disco viejo a una revolución equivocada,luego hemos visto que es un chico joven, con una voz vieja,muy vieja, y que como tú dices, hay que tomarse tiempo para escucharlo.

Gracias por descubirnos a Cristobal Repetto.
Además la canción del tabernero, me la se enterita, mi madre me la cantaba de pequeña, hoy ha conseguido en mí un efecto de plácida nostalgia.


¿Conoces la candidatura "Izquierda anticapitalista"?un voto inútil , lo llaman, pero yo, si llego con las muletas (A. se ha ofrecido llevarme en hombros)mañana les votaré.

Un saludo Enric, y un VENCEREMOS.

ENRIC ha dit...

@ Nikos I:

Merhaba ve καλησπέρα, Enric:

El tango... ¡Ay, el tango! Crecí escuchando viejas "placas" de Carlos Gardel. Guardo la imagen de aquellos dos viejitos que me criaron, bailando un tango en el diminuto comedor. El tango, la lágrima, la vida... siempre tan unidos los tres. Canto del submundo, del marginado, del perverso y del pervertido. Música porteña, como también porteños (de puerto) son el adorado fado, el idolatrado rebético, el flamenco más puro de las tierras gaditanas...

Sábado glorioso. Anotación en mi diario de tapas azules: "Hoy escuché por primera vez a Cristóbal Repetto". Voz plateada, metálica, que parece haber sido creada para interpretar tango en exclusiva, y que no me ha costado en absoluto "ingerir". Voz inesperada, sorpresiva y, una vez escuchada por primera vez, te puedo asegurar que definitivamente imprescindible.

Y mira, amigo: escucho poco tango, poco, muy poco. Porque me cuesta mucho retener la lágrima ante un "Yira, yira", ante un "Tabernero" o ante ese sublime "La que murió en París", cuyo dolor acabo de mezclar con un café griego, o turco si lo prefieres, en esta tarde de sábado.

Andá con Dios, amigo.
Ese que sólo Él sabe el alma que palpita en cada ebrio.

Y sigue con este delicioso mar de culturas, pasiones y sentimientos que va rayando muy, muy alto.

Un abrazo.

Merhaba amigo mío !

Sí, el Tango ! y esas experiencia tuyas que me humedecen los ojos y me regalan ese sentimiento de solidaridad que siempre me activan tus palabras de amigo, de compañero en lo bueno, pero también en los malos tragos con los que la vida nos va intentando debilitar…
Ese sentimiento tan nuestro (y tan universal) de la melancolía que como tan bien cuentas está posado sobre las ramas hermosas del rebético y del fado (ah! el fado!), del jondo o de algunas canciones árabes, hebreas o turcas. Es algo que nos conforma y nos da una posibilidad de coexistir allí, el la tierra de “nuestros” dioses, incluso a los más férreos ateos como yo.
Me alegra que hayas conocido a Repetto y que esté cómodamente sentado a la mesa de tu diario de tapas azules (que un día me gustaría hojear!). Me alegra todavía más que la ingesta haya sido liviana porque se me yo de uno que al escuchar por primera vez al bonaerense soltó una carcajada que, perfectamente, pudo costarle un puñetazo en los morros con el penoso saldo de acabar la noche con algún diente de menos. Pero vaya, la sangre no llegó al río, después ya no pudo evitarlo, se hizo incondicional de Repetto.
Y es que este tipo enamora. Y lo digo de veras, enamora su actitud (que para mi es fundamental en un artista) y enamora su perseverancia para seguir en sus trece, inquietantemente seguro de estar en el caminito cierto, en la calleja buena.

ENRIC ha dit...

@ NIkos (continuación):

El Tango es el camino cierto para los que, de vez en cunado “borracheamos” pa’ seguir en pie y no tambalearnos en la vida. Es el Tango, con el Fado y “ciertas” notas y palabras de nuestra cultura catalana el licor fuerte y amargo que te engancha y no te suelta hasta hacerte “vomitar” los últimos entresijos que cuidadoso ocultabas. Y no es el lloriqueo “blando” y mantecoso… más al contrario lo siento como la lágrima que trajo ese sentimiento de vívida profundidad que solo uno “se” comprende. Me pirro por el tango cruel de navaja y chulo, de puta barriobajera, trago que finiquita la jornada y desamor que acaba en duelo es la música del Palermo brillante y del sepelio de domingo en LA Chacarita… un cafelito en Corrientes o remover los discos de feria en LA quinta del ñato… y un pibe del Buenos Aires querido que, de tan lejano, se me cruza el pasillo de casa y se sienta a conversar conmigo en las tardecitas de soledades imposibles pa’ escuchar con la melancolía propia, de Piazzolla juntitos esa pieza, esa obra, esa vida trabajada por Trelles con cincel :

“Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...
No ves que va la luna rodando por Callao;
que un corso de astronautas y niños, con un vals,
me baila alrededor... ¡Bailá! ¡Vení! ¡Volá!

Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...
Yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión;
y a vos te vi tan triste... ¡Vení! ¡Volá! ¡Sentí!...
el loco berretín que tengo para vos:

¡Loco! ¡Loco! ¡Loco!
Cuando anochezca en tu porteña soledad,
por la ribera de tu sábana vendré
con un poema y un trombón
a desvelarte el corazón”.

Y después de esto, ¿qué más se puede decir? ¿qué más se le puede pedir al Tango camarada?... solo queda aquí mi silencio… para escuchar…

Un fuerte abrazo amigo.
Τα λέμε!
Görüşürüz.

ENRIC ha dit...

Merhaba camarada Raquel,

AH! Yo ya lo avisé.
Para algunas cosas no se puede ir con prisas… uno no puede plantarse frente a un Pollock, frente a un Kokoschka o un Modi con prisas… ¡me esperan en el bar! No, no, nooooooo !... Así no. Uno no puede sentarse a comer esos estupendos espaguetti a la putanesca mientra el móvil vibra enloquecido sobre la “tavola calda” y alguien sin escrúpulos está dispuesto a darnos una mala noticia y, literalmente, jodernos la fiesta y el paladar… Y no es posible, por más que uno se empeñe, leer el Ulises de Joyce… vaya, eso no es posible de modo alguno… creo yo….
Así, a Repetto hay que “comérselo” poco a poco, con paciencia y tacto pa’ que no se rompa el encanto que contiene y la vida de su tango, tan vital y lúcida, se conserve intacta y a resguardo de los malos latigazos del loco, el “vulgar” Libertango, ejecutado en la nocturnidad del club atestado de cerebros comatosos y putas sin esmalte de uñas que llevarse a las venas. Y es que el tango, ahí donde lo pusieron, o ahí donde llegó con esa facha plasticóide y estilizada de programa p’al currito de sábado sabadete, camisa nueva, programa de “variedades” en la 1ª y después, triste polvete, es un espejismo sucio y lleno de mierdas que ofenden la encogida pasión de aquel que amó alguna vez ese lenguaje, ese que ostenta el título honorífico de música tan triste de arrabal con niños, con mocos y con “nenas” de falda menguada y excelente charol y no menos luminoso carmín labial descuajándose tras el primer trago fuerte y matador…

Y ¿sabes?, Gardel cantó, porque es el Tango vero, a ese bar lúgubre y un tanto “resbaladizo” de paredes grasientas y olor de peleón vertido que creo le gusta a nuestro amigo A. (Ah! la “tristeza de un doble “A”… Piazolla…). Aquí una muestra, para ti y para él:

“¡Che mozo! Sirva un trago más de caña,
yo tomo sin motivo y sin razón;
no lo hago por amor que es vieja maña,
tampoco pa'engañar al corazón.
No tengo un mal recuerdo que me aturda,
no tengo que olvidar una traición,
yo tomo porque sí... ¡de puro curda!
Pa'mi es siempre buena la ocasión”.

Bien. Ahora iremos a votar, a reír y a llorar por la mentira que nos endiñan y con la cual nos faltan… Pero sí… Y me parece excelente esa elección “delicada” y sutil pero yo, clásico y aburrido, iré a darle mi mano, mi pequeña confianza (lo que queda después de la batalla) y mi enérgica “maldad” al PC, a IU porqué, como le dije a Brujita en su página Ποτε θα φτασουμε εδω, Un lugar en el mundo, me gusta esa "oración" que “rezan”: Cayo Lara y Willy Meyer llaman a votar masivamente a IU para “dar un susto a los poderosos” .

Sin más, desearte un feliz sábado y una feliz recuperación. Usa bien esas muletas que, en un momento dado, pueden servir… hasta para golpear !... y que lo vote Ud. Bien !

Un fuerte abrazo,

nadire özkaya ha dit...

"Y aquel que mereció beber el océano de la vida, merece llenar su copa en vuestro pequeño arroyo."
Khalil Gibran

Querido Enric mil gracias a ti. Mi copa esta lleno con tus palabras ,colores y musicas .Vivas muchooo querido camarada !
Ah un saludo para tus amigas y amigos todos aqui !
Que felicidad leer sus comentarios.

ENRIC ha dit...

"Me siento mar, a oírte.
¿ te sentarás tú, mar, para escucharme?"
Rafael Alberti

Sevgili Nadire, yoldaşım...iyi geceler !

Birinci, çok teşekküler sana.

İkinci, mis palabras son para que camines sobre las tildes.

Üçüncü, mis colores son para que los mires desde la cercana lejanía que nos une.

Dördüncü, y las músicas serán un regalo para tus ojos y para las manos de tu amistad.

Para mi vivir, sin la vida de los que luchan para que esta sea algo con sentido...Esa vida no es vivir... Así que, lütfen, vive muchoooo camarada, vive feliz amiga...

Gracias por el esfuerzo (que prometo yo haré también pronto) y este regalo valiente de llegar hasta aquí. Sağol !

Un fuerte abrazo... desde la amistad.. y desde la cólera de una Europa que se ha roto y ya se pudre...

Görüşürüz