Mi Παστίτσιο proletario: Escaramuza obrera entre sartenes

"Αυτό που δεν με σκοτώνει με κάνει πιο δυνατό"
"BENİ ÖLDÜRMEYEN BENİ GÜÇLENDİRİYOR"
"LO QUE NO ME MATA ME HACE MÁS FUERTE"

Dijous 5 de Febrer del 2008
Jueves 5 de Febrero del 2008
05 Şubat 2009Perşembe
Πέμπτη 5 Φεβρουαρίου 2009

n n n
___IMATGE DEL DIA___
Recordant a Modi (Il.lustració: Enric)

Es cierto, me dejo llevar siempre por ese aroma de las cocinas mediterráneas, por el calor y el color de cada plato y, sin duda, por cuestiones sentimentales que quedaron adheridas a mi piel y en mi mente a cada paso que di en tierra extraña. Es cierto también que ese Gulash en Budapest o aquel Borsch incandescente cerca de Przemyśl se hospedaron en mis costumbres hasta ser partes indiscutibles en la familia sentimental de todos los platos que cocino y que me ayudan a hacer realidad el viaje mental cada vez que aparecen entre ollas y sartenes .

Y, naturalmente, hay sabores que he ido comprendiendo más, aquellos que jamás entendí como extranjeros y que estaban condimentados con las especias que mi abuela compraba en el mercado de Santa Catalina o en la pequeña tienda de ultramarinos de la esquina, que eran de casa y se aplicaban a recetas antiguas o a platos rápidos y sencillos… la “farigola” fresca ( tomillo), el “fonoll” ( hinojo) o el “julivert” (perejil) aromatizaban las casas y se entregaban a las cazuelas de carne estofada, caracoles en salsa o picadas mágicas que perfeccionaban guisos sublimes, sencillos, cargados de cariños y de bondades.
Hoy os cocino un “pastitsio”. Naturalmente es plato griego, de los más conocidos y, según mi parecer, si no nos complicamos la vida con minucias y olvidamos que tenemos al crítico de Michelin esperando en la mesa, seguro que será fácil de preparar.

Este es un plato que compendia todo aquello que de la alimentación se pueda esperar tanto en hartura como en placer. El pastitsio contiene una parte cárnica, otra vegetal, y una tercera porción con cereales. Es un plato asequible que yo considero totalmente digno para el ágape dominical de una familia obrera. Es una receta vistosa, que despide aromas intensos y suculentos y, algo verdaderamente importante, es plato de buen comer para los más pequeños de la casa que, me atrevo a pronosticar, jamás le harán ascos a una buena ración.

Así pues, vamos al tajo camaradas...

g g g

___Π Α Σ Τ Ι Τ Σ Ι Ο___
__Pastitsio__

___INGREDIENTES___


- Macarrones.
- Carne picada (pude ser de cordero, de ternera o mezcla de ternera y cerdo).
- Salsa de tomate (a poder ser mejor casera).
- Tomate concentrado.
-Cebolla o Cebolleta.
- Orégano.
- Pimienta negra molida.
- Clavo en polvo o entero (el entero será para aromatizar el aceite).
- Aceite de oliva.
- Sal.

c c c g g g

Para la Salsa Bechamel:

- Mantequilla o aceite de oliva.
-Harina de trigo.
- Leche entera.
- Huevos.
- Queso rallado (opcional).
- Sal.
- Nuez moscada.
- Pimienta blanca molida.

///

___PREPARACIÓN___

1/ Cortaremos la cebolla o cebolleta en pedazos pequeños para sofreir.


2/ La pondremos en una sartén con aceite de oliva y un poco de sal a fuego lento para que se poche y se ablande bien.


3/ Una vez sofrita la cebolla añadiremos la carne picada y dejaremos cocinar hasta que esta cambie de color.

4/ Sazonaremos la mezcla con pimienta recién molida, un poco de sal y el orégano . Dejaremos que se siga cocinando a fuego medio.

5/ Es importante que el agua que va soltando la carne se evapore por completo y que nos deje una mezcla bien cocinada y homogénea.

6/ Cuando tengamos la carne a punto y vemos que comienza a dorarse añadiremos la salsa de tomate y el tomate concentrado. Hay que tener presente que el tomate concentrado tiene un sabor muy intenso. Cuidadín con eso...

7/ Conque a mi me pirra el tomate podéis ver que yo le he puesto un montón. Si no os gusta mucho solo es cuestión de poner menos del concentrado (o no poner). Dejaremos cocinar todo junto a fuego lento. Es interesante que nos quede una fritada sin excesivo líquido porque después nos encharcará el fondo de nuestro plato. Eso no gusta a casi nadie... aggg...

8/ Prepararemos la salsa Bechamel. Aquí podéis consultar como la preparé para la Mousaka. Hay quien la prefiere más líquida o más espesa, quien la enriquece con huevos y con queso rallado en cantidades industriales. Aquí sí podemos decir ¡IMAGINACIÓN AL PODER !

9/ Coceremos los macarrones en abundante agua salada. Os sugiero que añadáis un par de hojas de laurel al agua. La pasta adquiere un saborcillo interesante y diferente. El tiempo de cocción viene en cada paquete de pasta. Obedeced y no os paséis hirviéndo que luego queda pastosa y pegajosa... y eso tampoco gusta a casi nadie ¿eh?...

10/ transcurrido el tiempo ¡Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing!!!! ¡Hey you !!! pasad la pasta por agua fría para refrescarla y parar la cocción.

11/ Reservad la pasta tras poner unas gotas de aceite de oliva crudo y remover bien. Así la pasta no se pegará y conservará una "dignidad" y una "erección" que optimizará la realización definitiva de nuestro Pastitso... tan lindo él...

12/ ¡Vamos a por ello !!!... Elige una fuente o plato resistente al horno que te parezca adecuado. Si pones todo el Pastitsio en una fuente honda podrás cocinarlo todo de una "pedrada" pero después, probablemente, se te desmontará al servir en los platos individuales. Tampoco pasa nada ¿eh? que nos lo vamos a zampar igual !!!... pero si lo pones en platos de raciones individuales esa faena te la ahorras y la presentación será, probablemente, más lucida. Tú mismo/a ¿vale?..

Ahora se trata de poner un poco de salsa bechamel en el fondo del recipiente. Encima ponemos los macarrones bien extendidos y sobre ellos la fritada de carne y tomate. Ayayay !!! esto comienza a coger color !!!

13/ Extendemos bien por toda la superficie del plato la carne y el tomate. La pasta debe quedar cubierta.

14/ Ahora ponemos la Bechamel por encima y cubrimos. Que te gusta mucho la bechamel, pues pones más... aquí mandas tú, ellos no pueden meter mano y tú controlas la situación.... ¡sí, eres el amo del destino de este pastitsio! JA! ¡Vamos a celebrarlo !!!!

15/ ...Pero bueno... terminemos antes nuestro plato... Una vez cubierto con bechamel coronaremos este ágape con un poco de queso (yo he puesto Emmental, tú pon el que más te apetezca pero procura que sea de los que funde bien ¿eh?). Ponemos a calentar el horno a 180º.



16/ Introducimos esa cosilla maravillosa que ya nos está pidiendo ¡zampame! en el horno. Dejaremos que se cocine hasta que comience a dorar la superficie. Entoces sacaremos el pastitsio del horno, pondremos en marcha el gratinador y cuando esté bien candente, regresaremos a nuestro "amiguito" al calor tropical de nuevo. Gratinaremos hasta que una costra bien tostada (¡ep! cada uno a su gusto y recosdad que aquí mandamos todos, cada uno dicta las leyes de su plato, de su pequeña república, de su bocado que vendrá...).

El resultado de todo nuestro trabajo puede ser algo parecido a esto. Creo que es un plato muy saciante y no necesitaremos nada más, es un excelente plato único de domingo o "fiestas de gurdar" ...

Hay quien para acompañar la cominda prefiere beber agua. Hay quien toma refrescos o té... todo es respetable, todo está bien y me encanta... pero... si podéis no dudéis en tomar un buen vino blanco para maridar este plato tan mediterráneo. Yo he servido una retsina de la Cooperativa vinícola de Tyrnavos, en Thessalia . Se trata de un vino afrutado y freco que, como todas las retsinas, nuestra impúdicamente el sabor de aquello que le otorga su nombre, la resína de pino. Tiene solamente 11'5% de alcohol y debe servirse entr 8 y 10ºC pero, transgresor que es uno, a mi me gusta bien fría, casi helada. Está claro que cualquier vinito blanco será muy apropiado y de los de aquí os propongo un Blanc Pescador, con denominación de Origen Ampurdán-Costa Brava o algún espumoso afrutado. Es una buena ocasión para investigar en la bodega del tendero de la esquina... aveces se encuetran joyas que nunca hubieras pensado que allí te estaban esperando.

Solo me queda desearos salud y que podáis goszar de este plato en buena compañía, con una charla amena que se alargue hasta la madrugada y que os permita sentir, levemente, el roce de la felicidad completa.

___Afiyet Olsun !____
_____Bon Profit !____
____¡Καλή όρεξη!____

***

___A LA MEMORIA DE SALVADOR PUIG ANTICH___

"Asesinado por las fuerzas represoras del estado español franquista"



___A Margalida___
(Joan Isaac)

Vas marxar no sé on.

Ni els cims ni les aus

no et saben les passes.

Vas volar sens dir res

deixant-nos només

el cant del teu riure

No sé on ets, Margalida,

però el cant, si t'arriba,

pren-lo com un bes.

Crida el nom

del teu amant,

bandera negra al cor.

I potser no sabràs

que el seu cos sovin

tens creix a les venes

en llegir el seu gest

escrit per parets

que ploren la història.

I que amb aquesta cançó

reneixi el seu crit

per camps, mars i boscos,

i que sigui el seu nom

com l'ombra fidel

que és nostra tothora.



g g

___A Margalida___
(
Joan Isaac)

Te fuiste no sé a dónde

ni las cumbres ni las aves

saben ya de tus pasos

volaste sin decir nada

dejándonos solamente

el canto de tu risa.

No sé dónde estás Margalida

mas si este canto te llega

tómalo como un beso

grita el nombre

de tu amante:

bandera negra en el corazón.

Puede ser que no sepas

que su cuerpo a menudo

nos crece en las venas

al leer su gesto

escrito en las paredes

que lloran la historia.

Y con esta canción

renazca su grito

por campos, mares y bosques

y que sea su nombre,

como la sombra fiel

que es nuestra a todas horas.

g g g
c c c


6 comentaris:

Señor Insustancial ha dit...

¡Merhaba camarada!

Es un placer volver para descubrir que sigues por la senda de los sabores que unes justamente a tu entidad y a tu historia.

Yo se que estoy en casa si el olor de la cocina de la misma me saluda con un aroma que conozco. En mi caso, que soy del Oeste interior, el olor del pimentón de intenso rojo (así he salido) me recuerda a la casa de una de mis abuelas mientras que el del pollo de corral cocinado con arroz entre hojas de laurel a la de la otra.

En L´America de Bush (que es la única que he visitado) no había cosa que me recordara más que estaba fuera de casa que el olor a mantequilla cocinada, los sinsabores de los purés de patatas y, mucho más allá de eso, la falta absoluta del olor del aceite de oliva en las ensaladas o esa carne de ternera cortada en trozos monstruosamente grandes y que, sin embargo, me sabía a, como decirlo, nada.

Como decía Aznavour: "mi única patria es la sopa de cebolla". Yo intento formar la mía a través de la napia...o eso creo.

Es siempre un placer pasar por aquí, me apunto lo de la retsina greca.

Un abrazo y salud, camarada, mucha salud que es una cosa estupenda.

raquel ha dit...

Hola Enric
Mañana tengo la cena en casa,por fin, ..voy a hacer coca en llanda que es la pizza de por aquí, de L'Horta valenciana.
También es el nombre del sello discográfico de Hip Hop de esta comarca ("Coca en llanda records").
Gastronomía y música unidas de nuevo.

Para mí la infancia son recuerdos de un huerto poblado de berenjenas,pimientos,tomates, calabazas (a mi primer novio, mi padre le hizo llevarse una del mismo huerto, una evidencia que no pilló a pesar de ser pintor conceptual..).

Bandera negra en el corazón..

Ayer ví una película preciosa, sobre las personas a las que queremos y se marchan, no se sabe a donde..un buen día desaparecen de nuestro lado,
el protagonista decide quedarse quieto para que puedan encontrarlo si deciden algún día volver, "My Blueberry Nigths" de Wong Kar Wai.
Me ha conectado con la poesía de Joan Isaac, aunque su ausencia quizás evoque a algo más duro.

Pues eso, que los macarrones tienen muy buena pinta, y no parecen difíciles,verdad?ñam,ñam

Un saludo Enric, parlem
ah, y salud para todos

ENRIC ha dit...

Merhaba Mr Insustancial, pimentón rojo (y picanteeeeeee!!!), ¿como le va?

Ay las abuelas !! ¡que platos! ¿eh?... como las hecho en falta...
Mi abuela por parte materna hacía una paella y un arroz caldoso que quitaba el hipo... con hipo uno perdía bocado (ya dicen ¿no?, oveja que bala, bocado que pierde) y , la verdad, con manjares tan suculentos perder bocado era pecado. ¡ay el pecado!... pero esa es otra...
Curioso lo de la comida en los EEUU... ¿porqué comen tan mal? tiene buenas materias primas (al menos buena carne tendrán ¿no?, y maíz, y tomates... no lo entiendo...
Ay Aznavour !!! Te parecerá una incongruencia pero algunas canciones de este tipo me chiflan y han sido parte de la banda sonora en mi vida. Por ejemplo "Les vertes annees" que habla de Irlanda y que no me cansé de escuchar mientras conducía bajo lalluvia por las carreteras de la Bretaña francesa... en dirección a Roscoff...o "Les petits matins"... o "Me voilà seul" :

...Me voilà seul, c'était écrit
Je n'étais pas facile à vivre
Bien que marié, je m'aimais libre
Alors bien sûr elle est partie...

Absolutamente demoledor ese armenio tan francés, ese francés tan armenio...excelente para acabar con una, o dos o tres botellas de esa retsina greca que espera y espera....

Salud y gracias por parar en este Stop tan sombrío algunas veces,

Un abrazo camarada !!!

ENRIC ha dit...

Merhaba Raquel,
¡al fin esa cena! Espero que la gocéis como os merecéis ¡a tope!
Coca en llanda ¡eso suena a cielo estrellado y recubierto de nata!
Ep ! ya me contarás que tal ha salido ¿vale? (seguro que la mar de bien!!).
Las infancias son rincones siempre mal barridos... algunas veces porque uno se resiste a olvidar y mantiene a toda costa en la mente cosillas imprescindibles, como el aroma de esa colonia que siempre usaba la abuela o la lejía secándose tras la colada...otras veces porque, a pesar de que uno lucha titánicamente para olvidar ciertos pasajes, la memoria se niega al renuncio y se mantiene erguida e indestructible ante la tempestad, ante el efecto de los somníferos o el alcohol a deshoras... y ahora que lo pienso, el Hip hop sigue siendo un gran desconocido para mi. Del Rap si que he "picoteado" algunas cosas y, de hecho, me entusiasman un rapero turco que se llama "Ceza" (castigo) y otro francés, Akhenaton. Del Hip hop estoy bastante (muy) pez.
Yo, de esos rincones infantiles y adolescentes guardo las huellas, intactas, de muchas caricias y, respetando a esa verdad incómoda, secretos oscuros y gritos cóncavos, luces y sombras, fugaces hurtos al sueño y al dolor. Pero siempre quedan rincones por explorar, traumas sin descifrar y actitudes con una raíz antigua y muy difícil de desentrañar. Y de ahí vamos tirando el hilo, esa cadena de genes que nos conforman, que no hacen ser como somos.
Los macarrones no sé pero esa peli de la que hablas sí tengo claro que tiene una pinta extraordinaria. Espero poder verla algún día. Por cierto ¿has podido ver er reportaje sobre Palestina? Si lo ves hazme algún guiño ¿vale?...
oyes, que muchísimas gracias por estar siempre ahí, por echar leña a esta "llar de foc" que se consume día y noche y por dar, como quien no da nada, regalas tanto cariño a un extraño.

Que pases un precioso fin de semana.

Un fuerte abrazo camarada y amiga Raquel.

Nikos-Emmanuel ha dit...

Merhaba, Enric:

¡Ay, ay! Ese pimentón de La Vera, ¡picante! espolvoreado sobre una buena rebanada de pan de hogaza recién salido del horno. Ummmm... y esa "coca en llanda", tan valenciana y tan "nostra"... Ingredientes y sabores que me retrotraen a la niñez, a los días en que yo también viví mi propia "Πολιτική Κουζίνα".

¿Y ese pastitsio? Ese pastitsio que te despierta el más adormecido de los apetitos, aunque te hayas pasado dos días martirizdo por el peor de los dolores (del cuerpo o del alma, ¿qué más da?). Ese pastitsio que fue el justo premio a una caminata casi interminable por el centro del Peloponeso, hace ya tantos años... Agosto, rozando los cuarenta grados, caminado por las polvorientas calles de las aldeas que algún dios caprichoso había dejado caer entre Trípoli y Megalópoli. La palabra mágica era "νερό" (agua), líquido elemento que nos ofrecían las viejas vestidas de negro que se asomaban a los portales al vernos pasar... Y, al final de trayecto, ese pastitsio humeante sobre la mesa, acompañado de una retsina de nombre impronunciable. Y los higos frescos , recién recogidos, esperando...

Gràcies per eixe magnífic plat, fet amb tant amor i saviesa. I també per el sentit homenatge a Puig Antich. Gràcies per "ser".

Καλό Σαββατοκύριακο, φίλε!

ENRIC ha dit...

Merhaba Nikos, añorado por estas costas donde el viento ha tumbado las barcazas y escupido del mar peces de plata para que las gabiotas sigan gritando, como gatas parturientas, como hombres muy heridos...
Siempre tus paseos, excursiones, vivencias y visitas emocionadas por esa Grecia que yo jamás pisé pero que sí vi desde el avión volando hacia mi amada Turquía, esa Hélade envuelta en azul brillante, como el regalo marino a Neptuno o Poseidón o la voz aterciopelada de Deniz Seki... y, vaya, este pastitsio simple, al alcance de todos y sin pretensiones de gran cocinero será otro regalo, más terernal y perecedero, a los verdaderos dioses del universo, a las buenas, solidarias y amigables personas que tengan a bien verlo con buenos ojos, con los ojos generosos de mirar de cerca...
Esa agua de la que hablas es la misma que,tras atravesar el desierto, correr la maratón o sobrevivir a un accidente de tráfico se siente como licor celestial, como vida líquida a la que jamás podremos renunciar...
Pero amigo... si es posible que a mi me pongan una cervecita bien fresquita, unos piquillos con brandada y el canto cercano de una sirena... después dejadme morir... dulcemente....

Un fuerte abrazo ¡ και ένα ποτήρι νερό, παρακαλώ !... has d'arribar-hi és el teu destí, però no forcis gens la travessia...és preferible que duri molts anys, que siguis vell quan fondegis l'illa...

Selam sevgili yoldaşım !!