Euskadi . Mikel Laboa

Sábado 2 de Agosto de 2008
2008ko abuztuaren 02a

___ E U S K A L A S T E A___

__S E M A N A V A S C A___



Ihesa zilegi balitz


Ihes batea zilegi balitz
nunbait balego bakea
ni ez nintzake etxe eertzeko
loredien maitalea.


Ni ez nintzake oinazearen
menpeko mixerablea
oihu zekenen destinatzaile
etsipenaren semea.


Ni ez nitzake iñorentzako
eskandaluzko kaltea
lur hotz batetan aldatutako
landare sustrai gabea.


Ihes ederra zilegi balitz
urra ahal baledi katea
ni ez nintzake ontzi gabeko
itsasgizon ahalgea.


Si fuera licito huir


Si fuera licito huir
si hubiera paz en algún lugar,
no sería el amante
de las flores que lindan la casa.


No sería el miserable
abatido por el dolor
hijo de la desesperanza
destinatario endurecido del grito.


No sería para nadie
causa de escándalo,
ni planta desarraigada
sembrada en tierra fría.


Si estuviera permitido huir
si fuera posible romper la cadena
no sería un navegante impotente
carente de barco.


La estrecha carretera serpentea, escondida, como un bicho extraño que no se quiere dejar ver. Sube como una escalera de caracol desde Zizurkil y, entre castaños, se hace paso, gusano de tierra, ciego, húmedo. Llegar a Abeletxe es tocar ese cielo que desprende perfumes de gastronomía exigente, de bocados perfectos y camas lisas endonde digerirlos.



Abeletxe (Zizurkil)



La mañana, un tanto fría y brumosa. Desde el bar acristalado las vistas son paradisíacas, de un verdor poliédrico y acuarelado. Tomar el café caliente y sucumbir al encanto de la imagen, en cinemascope, como en los viejos cines de barrio de mi infancia. El ambiente tan agradable, la soledad profunda y un acompañamiento sutil de esa música silvestre, de una voz especial.
Ver levantarse las nubes por detrás del monte Hernio y sorber las letras líquidas de Mikel Laboa:

____MIKEL LABOA____




GALDERAK

Díme, ¿es feliz la gente allá al otro lado de la frontera?

¿Encuentra su amor respuesta siquiera en un veinte o

veintidós por ciento de los casos, (o como aquí

son mudos los teléfonos, corazones desiertos noche

tras nochecorazones desiertos en la última habitación del laberinto?)

¿Hay en vuestro reino entre vuestros territorio salgún lugar llamado

Greenland o Groenlandia? ¿Son sombríos sus valles?

¿Hay gasolineras de la compañía Shell?

(¿Se acercan las mariposas hasta las conchas amarillas?

¿Ni aun en invierno? ¿Nunca existió allí un espía que

respondiera al nombre de "Cenizas"?)

Díme, ¿es feliz la gente allá al otro lado de la frontera?

/¿Nunca soñáis con cangrejos? ¿ Y con niños ciegos ?

/¿Os acordáis alguna vez del ciclista Tom Simpson,

(de como se axfisió en el Aubisque?

¿Qué me decís de la imagen de su maillot

como una tabla de ajedrez rota sobre la gravilla?)

Al otro lado de la frontera ¿protege la hoja al fruto?

¿Hay fresas?

(¿Tienen los peces abisales (presentimientos

acerca del sol?) ¿Saben diferenciar la palabra

luz de la palabra sombra?

(Aquellos que al tomar el tren desaparecieron en la
transparencia de la tarde,

¿hasta cuándo conservaron la ilusión de que podrían quedarse?)

Se me ha dicho que para los pájarosno hay otro destino que el viento

que hay barcos que jamás alcanzarán un puerto

(Cuando vosotros habláis del destino,

¿a qué os referís exactamente?

¿A las ventajas de un trabajo seguro? ¿Al pato a la naranja?

¿Nunca rezáis por las caravanas del desierto?)

¿Son muchos, sois muchos los habitantes

del otro lado de la frontera?

Esta gente que veo todos los días por la calle, ¿vive allá?


* * *



Mikel Laboa Mancisidor, nació en Pasaia (Gipuzkoa) el 15 de junio de 1934. Pasó su juventud en Lekeitio y está licenciado en Medicina y Psiquiatría. Durante los años sesenta, junto con Lertxundi y Xavier Lete crean el grupo "Ez Dok Amairu" para la revitalización de la cultura vasca, muy reprimida por el regimen franquista. En aquellos años cantar en euskera era poco más que una audacia y, tal como ocurría en Cataluña con el “Setze jutges” se abanzó por y para la cultura y las libertades .


Experimental, casi excéntrico en algunos “lekeitios”, poeta duro y aveces críptico, bebedor incansable de la tradición popular, Mikel Laboa cuenta en su repertorio con piezas musicadas de Brecht o Atxaga. Personalmente creo que es uno de los creadores más originales de la península ibérica, siempre lleno de sutil melancolía, de duras trazas que navegan por aguas embravecidas y colores salpicados como en un cuadro de Pollock, eculpidos como en otro de Bacon. Dejarse llevar por las notas de Laboa es esperar algo más del futuro y twener fé en el pasado, llorar, desquiciarse y, alfín, enamorarse de un escenario tan lleno de almas que da pié a la desesperación completa, al desgarrador suicidio de pensamientos fútiles y el comienzo ineludible de una ceremonia abstracta y desbordada de bellezas, mieles y zarzas, de olas que te cubren y lanzas que te ensartan.


____ITSASOA ETA LEHORRA____




DISCOGRAFÍA


Euskal Kanta Berria, 1972
Bat-Hiru, 1974
Lau-bost, 1980
6 (Sei), 1985
Lekeitioak, 1988
12 (Hamabi), 1989
14 (Hamalau), 1994
Mikel Laboa Zuzenean, 1997
Zuzenean II - Gernika, 2000
60ak+2, 2003 Recopilatorio
Xoriek - 17, 2005
Lekeitioak2007



GABON

BONA NIT

BUENAS NOCHES