BRUCE SPRINGSTEEN EN BARCELONA

____22 de Julio del 2008____
_____
¡ WE LOVE YOU BARCELONA !
¡ BARCELONA LOVES YOU BRUCE !

* * *
I'm Goin' Down (Barcelona 20/7/ 2008)
___________
We love you Barcelona!
____
Con esta contundente afirmación Bruce, el Boss, se entregó a las 70.000 almas congregadas en el Camp Nou el pasado domingo día 20 de julio. Esta fecha quedará marcada en el memorandum de mi existencia. Después de actuar en Donosti ante 40.000 seguidores y continuar con 60.000 más en Madrid se planteó el reto de llenar dos jornadas consecutivas el campo del Fultbol Club Barcelona y sumar así la espectacular cifra de 140.000 espectadores. Uno queda rendido al los piés del gran jefe, del gran Bruce Springsteen al constatar que lo consiguió (algunos pensamos que posiblemente lo llenaría algunos días más sin demasiadas dificultades).
La tarde comenzó tempranera y a las seis se abrían las puertas del templo blaugrana. Poco a poco los más ansiosos fuimos accediendo y ocupando nuestras localidades.
Lentamente la pista se fue llenando de pequeños puntos nerviosos, de gentes que afrontaban el evento con la moral alta y la forma física bien dispuesta. Los asientos, como en una partida de tetris, se taparon definitivamente y el rojo y azul de los laterales y el gol norte se transformaron en una masa multicolor de seres expectantes de todas la edades.


Cuatro horas más tarde, cuando algunas posaderas ya comenzaban a pedir socorro, las luces se apagaron y un ruido ensordecedor de gritos y silbidos, de expresiones exaltadas y felices, dió paso a la aparición de Bruce Springsteen y la E Street Band en escena. “Barcelona!¡Barcelona!¡Barcelona! Y un derroche de fuerza sonora desencadeno en las primeras notas de "Tenth Avenue Freeze-Out". Nos miramos asombrados ¡esto va a explotar!. El Boss empalmo con "Radio Nowhere" y ya todo andaba solo, el huracán se había puesto en marcha y ya nada lo detendría durante las tres horas siguientes. Bruce se dirigía al público casi totalmente en catalán y, la verdad, con un acento más que aceptable.
“Prove It All night” “Darkness on the Edge of town”... euforia, emoción, lágrimas, risas nerviosas , aplausos y miles de brazos alzados con las palmas de las manos extendidas. Bruce se acercaba a las primera filas de público “heroico” que iba siendo regado por un tipo de la organización armado con una manguera roja que, creo, salvó alguna que otra vida aquella calurosa noche. Las canciones se sucedían como un torrente, sin tiempo para digerirlas, atronadoras y llenas de vigor. “Working On the Highway””Thunder Road” y un momento especialmente “apocalíptico” con la maravillosa “Born to Run” que detonó el fulgor de la batalla y desató la total deshinivición del personal. Todos en el séptimo cielo y levantándose un vientecillo que se agradecía.
Con un calor más que "calentito" visitar el bar fue cuestión, no solo de vicio, sino ya de necesidad. Un bote ce cerveza 4 euros! (discutimos en petit comité acerca de si debíamos salir un momento a la calle e ir a un banco a solicitar una hipoteca para el alcohol! ).
Más allá del ecuador sonó la que para mi es la mejor, la joya de la corona “Rosalita”:



Rosalita - Live


“Rosalita jump a little lighter

Señorita come sit by my fire

I just want to be your love, ain't no lie

Rosalita you're my stone desire”

____________

"Rosalita, salta un poco más ligera

Señorita, ven, siéntate junto a mi fuego

tan solo quiero ser tu amante, no soy un mentiroso

Rosalita, tú eres mi verdadero deseo"



El concierto se prolongó hasta poco más de tres horas que a muchos se nos hicieron cortas. Fueron veintisiete temas coreados por la masa humana que, en su ubicación más visible, justo frente al escenario, dejó ver algunas banderas italianas, corsas y catalanas y, ¡muy señores míos!, una magnífica representación helénica luciendo su estandarte azul y blanco justo en el medio del caos (lo que los catalanes llamamos en “el rovell de l'ou” -la yema del huevo-).

Fue emocionante ver como el Boss recolectaba un montón de cartones con peticiones del público más combativo. Bruce dió rienda suelta a la imaginación punteando una guitarra tumbado en el suelo y girando como una hélice, guiñándole el ojo a sus incondicionales para que cantasen estribillos, entrando en competición guitarrera junto al magnífico Van Zandt ¡a ver quién gana!, saltando, corriendo, jugando a la complicidad con sus músicos a la hora de interpretar alguna de las canciones elegidas por el público. En definitiva, todo un espectáculo :“The show”.
Después de un par de amagos y apagones de luz el estadio se iluminó totalmente y la banda inerpreto algunos bises.

El concierto terminó con un mix del “Twist and Shout” de los Beatles y “La Bamba” (la popular canción mexicana que adaptó en los años cincuenta Ritchie Valens y popularizaron definitivamente Los Lobos) cantado a coro por las setenta mil gargantas de seres que con los ojos brillantes y el corazón entregado se desgañitaron hasta el no poder más.
Bruce, tras declarar a los cuatro vientos que amaba a Barcelona (y no me extraña ¡jolines! y que se sentía muy bien aquí, nos presentó a sus hijos y a su mujer haciéndonos casi, casi, parte de su familia.
En definitiva, a pesar de que siempre habrán “grandes” críticos que encontrarán motivos para tumbar cualquier concierto, y también este, para mi ha sido algo histórico, por lo que significa ver en vivo al gran Bruce Springsteen -memoria viviente de la historia del Rock and Roll- y porque, amigos míos, ¡Aquello sonó contundente y lleno de vida !
¡Puro Rock and Roll !

Irepetibleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee !!

Solamente nos queda decir:
¡¡ BARCELONA --LOVES-- YOU-- BRUCE !!

3 comentaris:

Nikos-Emmanuel ha dit...

Merhaba ve bona nit, Enric!

Genial tu crónica sobre el concierto de Springsteen. ¡Felicidades! Realmente me has hecho casi vivir en directo ciertos momentos del concierto. Quina enveja, nano! Yo, que por naturaleza soy tan cerrado a las músicas anglosajonas como receptivo a las mediterráneas, hubiese dado algo por estar en el Camp Nou la otra noche. Springsteen es uno de los pocos músicos "de allá" que me tocan el alma con su música y su manera de estar en este puñetero mundo. Ya veo que disfrutaste hasta el extremo, tanto en el estadio como escribiendo tu crónica. Mucha emoción y mucho sentimiento intuyo...
¡Gracias por compartirlo!

Bona nit i fins aviat!

Να είσαι καλά! Τα λέμε!

Sese ha dit...

Evidentemente cada concierto de Bruce es genial, sea cual sea, en casos de fans acérrimos aprecian más uno que otro por detalles de canciones concretas, en mi caso el domingo que comentas unas cuantas joyas: I'm goin' down, This hard land, rosalita, Detroit Medley, al margen de los clásicos.

Felicidades por tu crónica que me ha hecho revivir momentos mágicos aunque eso de estaar cuatro horas antes ya no va conmigo.

También yo he escrito crónica en miblog

A reveure

ENRIC ha dit...

Amic Nikos, Geia sou!
Si!¡Aquesta es una altre Amèrica!
¡Aquesta es la Amèrica que volem!
¡Es la Amèrica a la aspirem!
Una forta abraçada!¡collons quina calor!
Selam!

Company Sese,
Merhaba desde aquest blog que mira a la mar i sovint perd contacte amb la realitat de casa nostre, volant com les gavines a terres germanes i països de tradició mediterrània on sempre hi ha una penya del Barça ¡el millor club del mon! xiquet.
Sigues benvingut i visca el Barça,
Visca Catalunya!
Visca el Bruce!
Slama! Salut!